Lo que empezó como una cesárea común y corriente terminó siendo un escándalo para el joven Rodolfo Pernía, quien esperaba con ansias frente a la puerta del quirófano la salida de su esposa y se pequeño hijo en el Hospital General de Santa Bárbara del Zulia en el municipio Colón.

" />