Durante el partido de ida de las semifinales de “Champions”, donde el Bayern Múnich venció con goleada 4-0 al Barcelona FC, el lateral Jordi Alba al parecer se le volaron los tapones de la frustración.

" />