Cuando falta solo cinco días para el despido del papa Benedicto XVI este se comunicó con los cardenales y les prometió “su cercanía espiritual” luego de su retiro, también les advirtió sobre los “males del mundo”.

" />