Cuando se trasladaban a la capital zuliana los hermanos Pedro Enrique y Ronilsa Johana experimentaron la explosión de uno de los cauchos de la camioneta lo que originó que perdieran el control de la camioneta.

" />