El exciclista estadounidense presenta un nuevo bochorno en su vida y es que una de las empresas de seguros que lo acompaño durante los 7 Tour de Francia ha introducido una reciente demanda por 12 millones de dólares.

" />