Los trastornos del sueño podrían contarse entre los primeros indicios del mal de Alzheimer, de acuerdo a un estudio realizado con ratones conducido por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington y que publica la revista Science Translational.

" />