Adulterio

Padre ejecuta a su hija en público por adulterio

Se llamaba Halima y tenía dos niños. Halima fue ejecutada el pasado 22 de abril, fue de un disparo ante una turba de 300 personas en una aldea de la provincia de Badgis, al noroeste de Afganistán. Su crimen: ella, una mujer casada, se había fugado con uno de sus primos durante 10 días. Aunque su marido había emigrado a Irán dejándola en su país, el veredicto fue inmediato: adulterio, y la condena, implacable. El verdugo conocía muy bien a la víctima, era su padre.