¿Otro cheque en blanco? Por Leandro Rodríguez

Veamos, Guaidó pide a los venezolanos apoyar el “Acuerdo de Salvación Nacional” donde solo hemos escuchado a profundidad la mitad del petitorio, el suyo. Ahora bien, un acuerdo es al menos entre 2 partes, o sea, también hay que considerar las propuestas del régimen y, desde luego, de la fusión de ambos pedimentos resultará el acuerdo, entonces ¿Cómo nos piden apoyar el fulano acuerdo sí aún no se sabe cuál será? Es parte de las incoherencia, de los espectáculos en que hemos permitido convertir la política… En política no se deben dar cheques en blanco, Chávez tuvo uno (Guaidó también) y basta con apreciar los resultados.

Todo esto en medio de graves errores:

1) Lo electoral no es lo primero, es lo último luego de rescatar la institucionalidad

2) La oposición cree controla la abstención y no es así, es espontánea e incluso también contra ella por errática y generar suspicacias de presunto colaboracionismo

3) Los diálogos, acuerdos y “lo electoral” depende EXCLUSIVAMENTE de la buena fe o vocación democrática del régimen, cualidades que hasta la saciedad se han demostrado INEXISTENTES

En este sentido, es fácil deducir las causas de nuestras desgracias, amén que el chavismo controla a placer, desde hace más de 22 años, las instituciones, armas y recursos de la nación, las elecciones simplemente son fachadas para simular una democracia extinta, por otra parte, una oposición empecinada en las formas, no en los resultados, tratando democráticamente a quien no lo es.

Del mismo modo, quienes crean que ganando gobernaciones/alcaldías en ruinas, sin capacidad financiera, se logra recuperar espacios están muy equivocados, el régimen redoblará su control sobre estos quienes al momento de exigir recursos solo obtendrán como respuestas: “¿Quieren recursos? No hay, quiten las sanciones”

Las gobernaciones y alcaldías no están contempladas en el Estado Comunal, sin situado ni recaudación suficientes, el régimen pactará su entrega para luego atribuir el caos que generó a sus titulares y usarlos como excusa para imponer el Estado Comunal. Este Estado es simplemente la oficialización de la supremacía del Psuv por encima de las instancias e instituciones del país.

Opinamos: A sabiendas de la abstención en puertas (otra más), el régimen es capaz de “hacerse trampa” es decir, atribuir triunfos ficticios a sus colaboradores “opositores” pero con los fines perversos que citamos en el párrafo anterior. La política venezolana es extremadamente compleja, única similitud posible es con la Cuba de los Castro.

No es una presunción, lo que ha arrojado el “nuevo CNE” hasta el momento solo beneficia al régimen: nada más se han habilitado menos de la mitad de los puntos necesarios para los nuevos inscritos al REP y la tarjeta MUD genera más rechazo a la oposición que positividades, el régimen no da puntada sin dedal.

Un CNE imparcial, auditar exhaustivamente registros ONIDEX y el REP, realizar internas para devolver partidos a sus verdaderos líderes, hacer licitación 100% legal para contratar software y hardware electoral, miembros de mesas al azar, comenzar por elecciones parlamentarias, sí serían avances reales, no los baladíes que hemos visto hasta hoy que lejos de devolvernos la democracia y la constitucionalidad, nos atornillan el chavismo.

 

Leandro Rodríguez

@leandrotango

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...