¡Primero los cubanos y después los venezolanos! Por Iraida Villasmil

Que dolor produce descubrir por las distintas Redes Sociales, que el tema de la vacuna en Venezuela, ” Pica y se Extiende”.

Entre las perlitas, que ya se tiene conocimiento, es que ya la mayoría de los médicos cubanos han sido vacunados, mientras que los venezolanos van a cuenta gotas.

Que acto de mayor vileza y agobio, al sector que todos los días se expone al flagelo de esta pandemia, con la mirada indiferente de un gobierno que poco le importa sus vidas.

Todo sigue siendo un misterio, cuando de la vacuna se trata y peor aún ni pronóstico para la vacunación del pueblo en general. ¿Qué sentimiento humano moverá el corazón de estos maduristas? que de verdad parecen tener corazones de cartón.

Terminó marzo y empieza abril y todavía en este país de submundo no se conoce cronograma, alcance o distribución de la Vacuna.

La hipocresía y el cinismo con el que se ha manejado esta situación pandémica, clama de nosotros los venezolanos un reclamo colectivo por la lucha de nuestras vidas.

Lo que sucede es que también, nos paraliza saber que no contamos con mecanismos para defendernos, y si nos vamos a los “desgobiernos” locales, la tragedia es peor porque ni siquiera levantan la voz para luchar por la gente.  Es decir, no me veo en un operativo de vacunación regional organizado por Prieto o Casanova. ¡Que va!

El periodo de espera por mantenernos vivos e inmunizados se prolonga bajo el silencio aterrador de la amenaza de una muerte, y es que, de verdad, el cuento de una tragedia griega queda hasta gracioso al lado de lo que estamos viviendo los venezolanos, con esta situación política y pandémica en donde ya no distinguimos qué peste que nos azota es la peor.

Lo que sí estoy segura es que la mayoría de los venezolanos soportaremos mejor la vida sin enfrentaremos el Covid-19 pero sin Maduro decidiendo nuestros destinos.

Mientras los países en el mundo están en un ritmo permanente de vacunación, en Venezuela, Maduro después de haberse vacunado él y su entorno, impide la entrada de la vacuna para todos, es algo siniestro y puede ser considerado como un verdadero atentado contra la gente.

El plan de vacunación, implementado debe tener como prioridad nuestros héroes de la salud, y las personas de la tercera edad.

También debería contemplar un cronograma que incluya a las regiones del país, incluyendo a sus más remotos caseríos.

Que cosa tan triste tener que oír el eco de ese grito guerrero que una vez hiciera “El Libertador”, en su decreto de guerra a muerte a españoles y canarios…solo que en este momento de nuestra historia tendrán que contar con la amenaza de muerte… los médicos venezolanos porque en definitiva para esta revolución primero son los cubanos.

Pero por encima de esta realidad, hay otra que pesa aún más y es no perder el espíritu combativo y la fuerza de nuestra Fe, para luchar por un futuro de cambio.  ¡¡¡Recuerda siempre que lo mejor está por venir!!!

Iraida Villasmil

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...