IKEA reserva 4 mil millones de euros para proyectos de energía verde

Ingka Group, propietario de la mayoría de las tiendas IKEA, ha destinado 4.000 millones de euros (4.800 millones de dólares) para invertir en proyectos eólicos y solares, puntos de recarga de vehículos eléctricos y otros proyectos de energía verde para 2030.

Las empresas de todo tipo están aumentando su inversión en un futuro con menos emisiones de carbono en respuesta a la presión de los inversores y a medida que aumenta el impulso antes de la próxima ronda de conversaciones sobre el clima de la ONU que será organizada por Gran Bretaña a finales de este año.

Ingka, la principal franquicia del propietario de la marca Inter IKEA, ha gastado durante la última década 2.500 millones de euros en energía eólica y solar. Dijo en enero que su producción de energía supera el total utilizado en tiendas y almacenes.

Los últimos 4.000 millones de euros “marcan el siguiente paso hacia la energía 100% renovable en toda la cadena de valor”, dijo en un comunicado el martes.

“Las inversiones se centrarán en agregar proyectos eólicos y solares en nuevos países, y la compañía también considerará nuevos tipos de inversiones en áreas como almacenamiento de energía, desarrollo de combustible de hidrógeno e infraestructura de carga”, dijo.

El presidente ejecutivo Jesper Brodin dijo a Reuters que Ingka buscaba principalmente invertir en parques solares y eólicos en China, India y Australia, y que la compañía instalaría más puntos de carga de vehículos eléctricos en los estacionamientos de las tiendas IKEA.

Todavía no hay planes para invertir en almacenamiento de energía y desarrollo de combustible de hidrógeno, dijo en una entrevista.

IKEA tiene como objetivo ser positivo para el clima, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero en más de lo que emite toda la cadena de valor de IKEA, desde la producción de materias primas hasta la eliminación de sus muebles por parte de los clientes, para 2030.

Inter IKEA ha dicho que el objetivo 2030 se traduce en un recorte de al menos un 15% desde el año de referencia 2016 a 20,4 millones de toneladas de CO2 equivalente. En los 12 meses hasta septiembre de 2020, las emisiones totalizaron 21,2 millones de toneladas.

Las medidas para alcanzar el objetivo van desde la reducción del carbono ya emitido, por ejemplo, mediante la compra y gestión sostenible de los bosques, hasta el apoyo a los proveedores para que cambien a la energía renovable.

Ingka, el minorista de muebles más grande del mundo, anunció este mes su primera inversión en energía renovable en Rusia, en parques solares con capacidad para alimentar todas las tiendas IKEA, y parte de sus centros comerciales, en el país.

Brodin dijo que la venta del exceso de energía se convertiría cada vez más en una fuente de ingresos adicional para Ingka. En los 12 meses hasta septiembre de 2020, dichos ingresos ascendieron a 160 millones de euros.

($ 1 = 0,8282 euros)

Reuters

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...