“El peligro de la desintegración en Venezuela”. Por Raúl Ochoa Cuenca

“El fenómeno de la globalización pone en crisis la teoría de la soberanía nacional, porque el Estado-Nación, configurado por la modernidad no consigue ya controlar y proteger su territorio y, menos aún, garantizar la legitimación de sus decisiones y poder, con el fin de fomentar un proyecto político. “”La crisis del estado-nación y la teoría de la soberanía en Hegel””

Se habla constantemente, y como es correcto que sea, de la situación de desabastecimiento en el cual se encuentra Venezuela, de la situación de desmadre en que han sumido a Venezuela, primero por el melómano también conocido como el indultado número 1, y ahora por el usurpador Maduro.                                                                                                                                                   Pero estamos olvidando, por ejemplo, la gravedad de las consecuencias presentes y futuras inclusive a muy breve  plazo del coronavirus, tema este ya mencionado por mí anteriormente.            Y estamos olvidando o simplemente ignorando lo cual temo que podría ser un proceso de desintegración de la nación venezolana.                                                                                                        Copiando el concepto de nación: “Comunidad social con una organización política común y un territorio y órganos de gobierno propios, que es soberana e independiente políticamente de otras comunidades.”. Veamos en esta primera entrega sobre los componentes jurídicos de una nación con respecto a la situación actual de Venezuela: 1.- “Comunidad social con una organización política común”. O sea con un gobierno que represente a esa comunidad social o sea a su población.  Entonces tenemos que preguntarnos ¿es que Venezuela lo tiene? ¿Tiene un gobierno que represente a la población? Respuesta, el hecho anómalo es que en Venezuela hay de hecho dos gobiernos,  uno que ejerce el poder ilegalmente  teniendo como fuente la Fuerza Armada Nacional venezolana y  organizaciones criminales ligadas al narcotráfico internacional, como es el caso de  las organizaciones delincuenciales  internacionales mexicanas y colombianas e igualmente  de  centrales terroristas del medio oriente, como es el caso del  Hezbollah.

Y otro gobierno legítimo surgido de elecciones de segundo grado,  como consecuencia de la aplicación del artículo 233 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela,  sostenido por 60 potencias extranjeras,  compuesto entre otras por las mayores democracias del mundo. Para lo cual cito a los Estados Unidos de América, a la   República Federal Alemana, al Brasil, a Colombia, al Canadá, a la Gran Bretaña, al Reino de Suecia y en fin el Parlamento Europeo entre otros. Y  lo de mayor importancia y lo cual  le da  su indiscutible legitimidad,   es el hecho del soporte de más del 70 %  de la población electoral.

Población esta,  la cual expresa diariamente su inconformidad,  inerme y en total estado de indefensión por la brutal utilización  de la fuerza armada nacional,   ante cualquier intento de la población civil de exigir la instalación de un gobierno legítimo como consecuencia de la aplicación de la vigente constitución.  Y lo cual en este caso,  estaría acorde con el primero de los principios básicos del tema del cual hoy escribimos. 

Este gobierno legítimo como fruto de la voluntad popular está impedido de ejercer sus funciones, ya que existe una estructura no ilegítima, irregular e ilegal  que ejerce ese poder a través de un mecanismo de fuerza, o sea el de las armas. Entonces el primer precepto de nación sencillamente no es verificable.  

Veamos el segundo principio.  Un territorio.                                                                                              Obviamente no se trata de la denominación de un territorio, se trata de ejercer la soberanía sobre ese territorio. Entonces Venezuela no la ejerce en todo el territorio,  sino en una parte porque el otro segmento y este es otro punto muy importante, como es el  de saber si lo ha hecho teniendo como base una relación de fuerza o en forma voluntaria, como sospechamos,  y siempre en ambos casos dejando en entredicho la capacidad y/o responsabilidad política social,  de quien en forma ilegal ejerce las funciones de gobierno y porque lo ejerce, como ya antes anotado,  por vía irregular.                                                                                                                                                                  Del total de la superficie del territorio nacional,  916.445 km², nos preguntamos  cuál superficie la soberanía nacional  no está siendo ejercida por los órganos jurisdiccionales de Venezuela?.  Según la población que vive y trabaja en las  zonas invadidas el control sobre el territorio nacional que ejercerían fuerzas militares extranjeras en Venezuela se acercaría a los 150.000 Km cuadrados. 

Me refiero a los extensos territorios del Estado Zulia  como  los municipios del Catatumbo y  Perijá  y a los estados Táchira, Apure y Amazonas.  Lógicamente sin mencionar zonas del estado Bolívar donde fuerzas armadas de guerra de guerrillas. [léase] FARC, FLN  y otros grupos para-militares como los Rastrojos, Los Pelusos, El Evander y las  AUC,   los cuales operan tanto en las fronteras de los estados Zulia y Táchira en el lucrativo negocio del contrabando de hidrocarburos como en  la explotación del Oro en el Arco Minero  del estado Bolívar,  en el que actúan por cuenta propia como representantes de personas del círculo íntimo de la banda de Miraflores.

De manera que el segundo principio de Nación en Venezuela,  que es el Territorio,  al menos estaría comprometido como lo es el sagrado deber de ejercer la soberanía sobre ese territorio debido a que fuerzas extranjeras armadas e irregulares  ejercen  el  control soberano sobre esos territorios 

Veamos ahora el tercer  principio.  La población.  Si, aquí no hay dudas somos una nación con población que habla un mismo idioma y que pertenecemos al mismo grupo étnico en su gran mayoría. Según la ONU, en el año 2017,  la población venezolana estaba compuesta por 32 millones de personas                                                                                                                                           En los últimos entre 4 y 5 años han abandonado el país entre 5 y 6 millones de compatriotas,                        La población según la ONU es actualmente de 28 millones, mientras otros especialistas en demografía sostienen que la población está en el orden de 26 millones  de habitantes.                               

La Fundación Cavendes realizó una encuesta para la organización  “Anales venezolanos de la  Alimentación” a nivel nacional  y  de los encuestados,  la mayoría  no tiene ingresos suficientes para comprar la dieta habitual, mientras diariamente aumenta la pobreza, el desempleo, la escasez de alimentos y las deficiencias en los servicios públicos. El estudio concluye que de la población en general  el 70 %  padece de inseguridad alimentaria. Dicho en lenguaje coloquial eso se llama hambre.

¿Se podrá considerar población un grupo humano que como tal le son necesarios 90 gramos de proteínas al día y solo consume y no siempre un 8 %?.  Sí desde luego son nuestros hermanos, son seres humanos por los cuales yo y todos sufrimos,  pero también debemos   ver la situación desde una perspectiva alejada del presente y me obliga a preguntarme ¿cuál es el futuro de nación con una población que sufre de altísimo  nivel de desnutrición? Y que su población en general decrece en forma más rápida que los países tradicionales europeos  víctimas poblacionalmente de las últimas dos grandes guerras?   

Gran parte de Venezuela se encuentra sin control territorial por parte de los órganos administrativos soberanos obligados por nuestras leyes a ejercerlo. Un  gobierno ilegalmente constituido que representa a una población diezmada mal nutrida y la cual decrece vertiginosamente,  siendo el único de los países del tercer mundo que vive esta experiencia.  Entonces queridos lectores ¿somos una nación soberana e independiente? ¿Y por cuánto tiempo aun?  Espero con toda sinceridad que esta nota pueda servir para la discusión y así contribuir a crear conciencia de la situación sobre el futuro como nación antes descrita. Termino esta nota expresando mis temores de los peligros que acechan al país más rico en recursos del universo. No olvidemos que cambiamos la  honesta y trabajadora inmigración de países como los sudamericanos en épocas contemporáneas y  como la europea al finalizar la última guerra mundial las cuales le dieron brillo a su condición de inmigrantes. 

Raúl Ochoa Cuenca. Revisado en Anfi del Mar el 30 de marzo del 2021

 

Fuentes: Les Traités et la Vie International,  Mme Suzanne Bastid. Revue de Droit International Public, Université de Paris I, Pantheón Sorbonne. Informe anual de Poblaciones de la ONU. La crisis del estado-nación y la teoría de la soberanía en Hegel, A. Bavaresco.  Archivo Personal Dr. Raúl Ochoa Cuenca. 

 

Raúl Ochoa Cuenca

@raulochoa29

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...