Revelan nuevos detalles del brutal asesinato de la joven venezolana en Ecuador: “Agonizó 40 minutos”

Amorosa, noble y dedicada a sus hijos: así describe Leyra Jiménez a su hermana Diocelys Salazar, madre venezolana de 22 años de edad, quien falleció el pasado 14 de febrero en Riobamba, Ecuador, luego de que la exmujer de su pareja, con quien llevaba 8 meses de relación, planificara su asesinato por celos.

En una entrevista concedida a El Cooperante, Leyra Jiménez sostuvo que su hermana decidió migrar de Venezuela hace más de 4 años, con el objetivo de trabajar y buscar una mejor condición de vida para ella.

Diocelys Salazar, oriunda de La velita, un pueblito en Coro, estado Falcón, viajó primero a Colombia, donde tuvo a sus dos hijos; luego, tras pocos días del nacimiento de su último bebé, decidió irse a Ecuador en busca de mejores oportunidades.

“Como todos, tenía sus metas proyectadas. Lo último que me dijo fue que le había comprado un televisor a sus hijos para que vieran sus comiquitas. Además, se había comprado una nevera. Como todos los venezolanos que emigran, su deseo era regresar con las condiciones necesarias para sus hijos y la última vez que vino a Venezuela me dijo que aquí no le alcanzaba el dinero para mantenerlos”.Leyra Jiménez en conversación con El Cooperante.

Una pelea sanguinaria
El 13 de febrero, un día antes del homicidio, una amiga de Salazar se habría enfrentado en el centro de Riobamba con dos de las delincuentes vinculadas al asesinato; sin embargo, las autoridades policiales la privaron de libertad por “escándalo público”, situación que empeoró la tensión entre la víctima y sus victimarias.

El Cooperante accedió a los audios y mensajes por escrito enviados a Salazar pocos días antes de su muerte, en los que la presunta autora intelectual no solo amenazaba con una “pelea sanguinaria”, sino además deja clara su intención de “desaparecerla”.

Las capturas de la conversación que sostuvo Salazar con sus atacantes pone en evidencia una serie de amenazas, sin embargo, no se identifican los motivos que generan la discusión.

El día de su muerte
En horas de la tarde del domingo, una mujer ecuatoriana identificada como Silvia Patricia Arango, intercepta a Salazar en su lugar de trabajo, en compañía de otra atacante, identificada como Lina Markines.

 

Autora material Silvia Arango
Autora material: Lina Markines

Las mujeres, siendo una de ellas “amiga” de Salazar, aparecen con dos armas blancas: un cuchillo y un frasco de gas pimienta. Atacaron a la joven venezolana no solo para “desfigurarle” el rostro, sino para apuñalearla hasta la muerte.

 

Diocelys Salazar junto a una de sus atacantes, Lina Markines

 

La joven de 22 años, madre de dos pequeños, uno de 3 años y otro de 1, fue socorrida por algunos testigos, trasladándola hasta un centro asistencial, pero pese al esfuerzo, falleció poco después de ser atendida. “Agonizó durante 40 minutos”, declaró Jiménez, quien pide todo el peso de la ley para las cómplices y autora intelectual del asesinato.

Según denuncia el familiar de la víctima, radicada en Venezuela, la responsable del crimen lleva por nombre Janeth Mariza Tandazo Jaramillo, quien presuntamente amenazaba de muerte durante meses a Salazar “por celos”, ya que su expareja mantenía una relación amorosa con la venezolana por más de 8 meses.

Autora intelectual: Janeth Mariza Tandazo Jaramillo

 

De acuerdo al reporte de medios locales en Riobamba, Lina Markines fue quien roció gas pimienta a Salazar mientras se encontraba en su trabajo para “desconcertarla y debilitarla”, La otra autora material, Silvia Arango, habría aprovechado el momento para apuñalar repetidamente a la víctima.

Familiares claman justicia
El caso se dio conocer luego de que la hermana de la víctima, Leyra Jiménez hiciera la denuncia en su cuenta en Instagram, red social en la que compartió fotografías, evidencias y capturas de mensajes de las atacantes.

Jiménez comenzó la campaña un día después de la muerte de Salazar.

En conversación con El Cooperante, aclaró que su hermana «nunca hizo la denuncia y nunca nos comentó nada a ninguno de nosotros».

Silvia Arango y Lina Markines fueron detenidas el 19 de febrero, días después del ataque; sin embargo, a esta última- quien se hacía pasar por “amiga”- le fue concedido el arresto domiciliario, luego de conocerse sobre un presunto embarazo.

Jiménez, junto al resto de la familia en Coro, piden a las autoridades ecuatorianas que hagan las averiguaciones correspondientes del caso y arresten a Janeth Mariza Tandazo Jaramillo, quien presuntamente habría planificado el ataque, luego de varios conflictos sostenidos con Salazar por su relación amorosa.

Sus hijos serán retornados a Venezuela
Se espera que los niños, uno de 3 y otro de 1 año de edad, sean retornados a Venezuela el próximo 11 de marzo, según confirmó a esta sala de redacción los familiares de Salazar.

Leer más aquí 

El Cooperante

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...