La migración ha impactado la producción ganadera de Venezuela

“Hay menos ganaderos porque muchos han optado por enviar a sus hijos a otros países, o han viajado fuera para buscar oxígeno o financiamiento, con los que después puedan regresar para recuperar un tractor, para tener recursos y poder comprar una bomba para el sistema de riego o arreglar su vehículo de trabajo. El campo al igual que los otros sectores de la economía se han visto minimizado”. Así lo aseguró Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga).

Expresó que hoy el país cubre tan sólo los requerimientos de carne del 40% de la población, cuando en 1998 los agropecuarios abastecían el 97% del consumo de proteína y el 70% de la leche que demandaban los venezolanos.

¿Cómo está afectando la escasez de gasoil a los ganaderos?

Estamos en paro técnico, nuestras maquinarias, equipos de trabajo, bombas y generadores eléctricos para producir alimentos funcionan con gasoil. Nos preocupa sobre todo el hecho que el próximo 22 de marzo comienza la temporada de lluvias en el país, cuando más se producen alimentos. Sino aprovechamos las condiciones climáticas no vamos a poder ofertar productos.

¿Cuánto ganado se está dejando de movilizar a matadero y cuánta leche se está dejando de transportar a las industrias?

La caída es del 50% de la leche que procesa la industria que está laborando al 20% de su capacidad instalada, en la carne es aproximadamente el mismo porcentaje.

¿Ya se registra un desabastecimiento en el país?

Todavía no hemos sentido esa baja porque la escasez de diesel que se agudizó en las dos últimas semanas agarró a los comerciantes con inventario. El desabastecimiento se está comenzando a sentir es en el sector primario, registramos insuficiencia en sal para elaborar quesos y otros insumos para continuar las actividades diarias. El año pasado batallamos con el problema de gasolina y por eso los agropecuarios hicimos un gran esfuerzo para adecuarnos al diesel porque nos habían dicho que el Estado tenía mayores reservas de este combustible, hoy la situación es mucho peor porque el 90% del transporte de carga pesada es manejado a diesel.

Conindustria ha dicho que un grupo de cañicultores está proponiendo al gobierno importar gasoil desde Colombia, pero el juego está trancado porque las leyes venezolanas no permiten que privados importen combustibles. ¿Qué propone Fedenaga?

También se está solicitando al gobierno poder importar de países vecinos. Tenemos un requerimiento de 18 mil barriles diarios de diesel que necesitan los productores durante la temporada de lluvia para poder producir los alimentos. Hoy hay 20 mil tractores prácticamente paralizados a nivel nacional. El sector industrial también necesita alrededor de cinco mil barriles diarios de gasoil para que las empresas operen y funcione el transporte de carga pesada.

José Toro Hardy ha dicho que en Venezuela hay gasoil suficiente, porque es un combustible fácil de producir, pero que se está enviando a Cuba. ¿Cómo cataloga el hecho de que en medio a esta emergencia el gobierno aun no presenta soluciones?

La escasez de gasoil viene a multiplicar la crisis. Este es un país con las mayores reservas de hidrocarburos, no deberíamos estar pasando por esta situación. Pero más allá de los temas de la producción o a dónde va, estamos reclamando es soluciones rápidas.

¿En cuánto ha caído el consumo de carne y leche en Venezuela?

Alrededor de 6 kilos de carne per cápita, cuando antes consumíamos 65 kilos de carne al año. De leche el sector está cubriendo menos del 35% de los litros de leche que requieren los ciudadanos sobre todo en edad escolar. De 10 millones de litros de leche al día que demanda el país, solo se están produciendo 3 millones.

Hoy el salario mínimo de aproximadamente siete millones de personas es un dólar o menos de tres o cinco dólares al mes ¿Cómo aspirar a que las cosas cambien para el sector con una pérdida del poder adquisitivo?

Es difícil, tenemos la carne más económica de América Latina, el kilo a pie de finca es vendido en el país a 0.75 centavos de dólar mientras en la vecina Colombia se comercializa a 1.7 dólares en pie. Los agropecuarios compran insumos dolarizados, la gasolina es dolarizada y el promedio de salarios que pagan a los trabajadores es de 140 dólares al mes. Vemos con preocupación como tampoco podemos cubrir todos los costos operativos, pero estamos haciendo un esfuerzo por sostener los precios de la carne y que siga habiendo consumidores que lo puedan pagar.

Con precios más competitivos de la carne en Colombia, ¿Cuál es la realidad de contrabando de extracción en Venezuela?.

Aproximadamente entre 500 mil y 800 mil reses son extraídas ilegalmente del país y pasan a Colombia anualmente.

¿Hoy hay menos ganaderos en Venezuela?

Sí, claro porque fuera de la frontera buscan alguna solución. Han enviado a sus hijos a otros países, o han viajado fuera para oxigenarse y buscar financiamiento, luego poder retornar y reparar por ejemplo un tractor, comprar una bomba, arreglar su vehículo de trabajo. Éramos cerca de 120 mil productores en el país y creemos que ahora quedan entre 70 y 80 mil productores haciendo malabares para seguir adelante, es decir se ha reducido el sector en un 60%.

El Ministerio para el Comercio dijo que volverán los controles de precios para alimentos ¿Qué provocará esto para el país?

Es una receta repetida. No existe la posibilidad de que el sector subsista con controles de precios en un país en hiperinflación.

¿Qué han conversado con el presidente del Instituto Nacional de Tierras?

Expresamos los problemas que viven los agropecuarios en la ruralidad. Esperamos que haya revisión de las políticas que se han instaurado y que haya la posibilidad de una revisión a leyes como la Ley de Tierras donde se han atropellaron a algunos productores que hoy se encuentran arruinados porque se expropiaron aproximadamente 4 millones de hectáreas.

La Prensa de Lara

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...