“Cara cortada” admitió ser el asesino del joven venezolano Orlando Abreu

Este lunes 22 de febrero se conoció que Óscar Enrique Narro Correa, mejor conocido como “Cara cortada”, confesó ante las autoridades de Trujillo, Perú, ser el responsable del asesinato del joven venezolano Orlando Antonio Abreu Suárez, de 26 años, el 24 de enero.

El abogado de alias “Cara cortada”, Alejandro Renán García Lara afirmó que éste está arrepentido de lo que ha hecho y que pagará una indemnización a los familiares y/o deudos de Abreu Suárez, de acuerdo a lo que determine la justicia.

“El señor Narro está llano a colaborar y se acogerá a la terminación anticipada para poder cumplir con su obligación”, agregó el abogado García Lara.

El resposable del hecho admitió además que al momento del homicidio del venezolano estaba bajo el efecto de las drogas y el alcohol, pero que no había enemistad con el ciudadano.

“El señor Narro sabía quién era, incluso lo saludaba y le decía Chamo. También conocía a su hermana”, agregó.

El letrado afirmó, además, que su patrocinado no había tenido problemas con la justicia hace 5 años y que incluso se ha demostrado que Narro Correa es un comerciante activo y sujeto a línea de crédito.

Cabe recordar, que Oscar Enrique Narro Correa fue capturado la tarde del domingo en la vivienda de un familiar ubicada en el sector Manuel Arévalo, distrito de La Esperanza, provincia de Trujillo.

Alrededor de 15 agentes de la Policía Nacional fueron necesarios para poder intervenir a Narro Correa, quien se había convertido en uno de los más buscados del país, luego que se difundiera un video donde se le ve disparando contra un ciudadano venezolano.

La policía informó que pese a la resistencia que puso fue reducido y llevado a la División de Investigación Criminal. Asimismo, se le encontraron 40 envoltorios con pasta básica de cocaína.

Andina Perú

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...