La obesidad: el gran riesgo para  la salud

La obesidad es una enfermedad que se ha extendido en todo el mundo porque los avances de la vida moderna han favorecido la disponibilidad de comidas no nutritivas y el sedentarismo, lo cual trae como consecuencia muchos riesgos y enfermedades crónicas degenerativas.

El cirujano bariátrico, Javier Manríquez, quien atiende en el Grupo Medico Santa Paula (GMSP), señaló que se trata de “una condición que no se puede controlar por la fuerza de voluntad” y que está definida por la acumulación de grasa en el cuerpo.

“Puede causar enfermedades cardiovasculares y metabólicas (como la diabetes), cáncer, problemas óseos y respiratorios, psicológicos y de adaptación social”, manifestó el experto.

Indicó, en el marco del Día Mundial de la obesidad que se celebra el 12 de noviembre, que hay una relación muy peligrosa entre esta enfermedad y la diabetes, porque ambas se potencian entre sí.

Rebajar vs la voluntad del obeso

Manríquez apuntó que bajar mucho peso “es muy difícil “porque la mayoría de las soluciones como dietas y regímenes de ejercicio son poco efectivas dado que dependen de la voluntad de las personas.

“Una alternativa efectiva son las cirugías bariátricas como el bypass gástrico y la manga gástrica, porque reducen el tamaño del estómago, hacen que los alimentos pasen más rápido por el tubo digestivo y se absorban menos nutrientes. Son intervenciones rápidas que se hacen por laparoscopia y con recuperación corta”, expreso.

Agregó que el GMSP se ha convertido en una referencia nacional en cirugía bariátrica porque cuenta con varios grupos de médicos especialistas. Resaltó  que la clínica está equipada con la más avanzada  tecnología y un personal paramédico con alto nivel de preparación.

La alimentación saludable es clave

La nutricionista del GMSP, Amairany Martorelli, señaló por su parte que en Venezuela hay muchas personas con obesidad, así como con desnutrición y malnutrición. Destacó que quienes tienen sobrepeso deben cambiar sus hábitos alimentarios y su estilo de vida.

“Es recomendable una alimentación balanceada y saludable, con reducción de carbohidratos procesados y azúcares, así como de grasas y sal. También es necesario la eliminación de hábitos de consumo de tabaco y alcohol”, manifestó Martorelli.

Sostiene que lo ideal es consumir 3 comidas principales y 2 meriendas de frutas o postres saludables, así como la realización de algún tipo de ejercicio.

Añadió que el GMSP tiene un servicio de nutrición que ofrece consultas previa cita en la torre de consultorios. “Hemos trabajado durante la pandemia tomando todas las medidas de bioseguridad para hacer evaluaciones y control de las personas interesadas”, apuntó.

 

Nota de Prensa

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...