VERDADES Y RUMORES| Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López. Por @Darwinch857

“LA HUIDA” (I). Como es normal, en el aparato de propaganda de Voluntad Popular, están trabajando arduamente para crear toda una epopeya heroica, de la supuesta “fuga” de Leopoldo López de las garras de un régimen sin escrúpulos. En ese sentido, ante la andanada de mensajes críticos contra la salida de LL del país, buscan maquillarla con mensajes de liberación y la emotiva foto del reencuentro familiar. En VP están en su derecho de tratar de limpiar la huida, porque no fue una “fuga”, pero los periodistas también cumplimos con nuestro deber cuando desenmarañamos lo ocurrido. Más allá de la obra teatral que emerge desde los laboratorios naranjas, hay detalles que revelan que todo fue el resultado de un acuerdo. ¿Con quién o quiénes? Eso lo vamos a revisar en este comentario. Comencemos con las reacciones a su salida. Su huida no cayó bien en la mayoría de los venezolanos preocupados por la crisis y que desean una salida. Y no cayó bien ya que sencillamente da la sensación de que se va del país ante el fracaso y desplome del interinato. Hagamos un ejercicio, si de verdad el “cese de la usurpación” estuviera cerca de concretarse, ¿Usted cree que Leopoldo se iría? Conociendo su ambición de poder y protagonismo, si el final estuviera cerca se quedaría a pesar de todos los riesgos que pudiera correr. Pero, además, al partir poco antes de la consulta popular genera la percepción que ese evento no servirá de nada y por eso se va a España. Ni el final está cerca, ni la consulta tendrá algún efecto, porque de lo contrario López se hubiese quedado para tratar de convertirse en el libertador de Venezuela. Claro está, él como cualquier ser humano tiene derecho a huir de una nación en crisis para reunirse de nuevo con su familia. El problema es que él no es cualquier venezolano, sino quien maneja el poder detrás del interinato de Juan Guaidó. De ahí las reacciones y las sensaciones que deja su partida. Ahora vamos con los detalles reales y los poco creíbles de su huida. Hagamos un recuento. Cuando se supo su salida del país y que estaba rumbo a España, comenzaron a surgir versiones sobre lo que había ocurrido. La más difundida, aunque con matices, fue que su viaje era parte de un acuerdo de gobierno a gobierno. O sea que España y el chavismo habían negociado que López podía salir de la embajada y viajar fuera del país. Si esa fuera la verdad ¿Por qué no sacarlo a bordo de un avión gestionado por España y permitido por el régimen desde Maiquetía? ¿Por qué sacarlo vía Colombia que fue la versión inicial, aunque no es la real? ¿Por qué Guaidó a las pocas horas de confirmarse la noticia, se burla de Maduro diciendo que “no controla nada”? Cuando se mencionó la posibilidad de un acuerdo, no sé la razón, pero de inmediato lo asocié con aquella jugada en el Parlamento Europeo donde su padre, Leopoldo López Gil, se sumó al PSOE y Podemos para maquillar una resolución contra Maduro. La hipótesis del acuerdo de gobierno a gobierno se esfumó cuando el oficialismo reaccionó con gran molestia, pero además deteniendo ilegalmente a personas que nada tenían que ver con la huida. ¿Cómo salió entonces? No fue una operación digna de una nueva versión de “Misión Imposible”. Sin ayuda de un sector del chavismo era imposible salir de la embajada y del país. ¿Por qué? Porque la sede diplomática española estaba fuertemente vigilada por el SEBIN. No solo había control de los accesos viales, sino vigilancia electrónica para monitorear las comunicaciones. Era tan férreo el control que recordemos que en una ocasión el embajador español denunció los extraños cortes de electricidad que sufría la sede. Alguien dio la orden al SEBIN no solo de dejarlo salir, sino de trasladarlo a un lugar seguro para que pudiera irse del país. ¿Quién dio la orden? Pues todo indica que Néstor Reverol. Mis fuentes de inteligencia señalan al ex ministro de Interior y Justicia de ser el principal autor de la operación. ¿Actuó solo? Lo dudo, pero eso lo reviso en la próxima parte de este comentario. La versión más difundida señala que López se fue por la frontera con Colombia. Desde un primer momento dudé de eso. ¿Por qué? Porque recorrer los más de 842.2KM que separan a Caracas de la frontera del Táchira con Colombia era un riesgo enorme. Tenían que haber recorrido carreteras en pésimas condiciones, llenas no solo de alcabalas, sino de bandas delictivas y con el agravante de no tener un suministro de gasolina garantizado. Pero además si es verdad, como dice la “narrativa heroica” creada por VP; de que lo dejaron en la frontera, cruzó y se montó en una moto hasta Cúcuta, donde fue recibido por el gobierno colombiano ¿Por qué no hay una sola foto de ese recibimiento? ¿Por qué no se reunió con Iván Duque y se tomó una fotografía para la historia? Conociendo el nivel de protagonismo que le gusta a Leopoldo, él nunca llegó a Colombia, porque de lo contrario hubiese buscado ser recibido por Duque, preferiblemente en el Palacio de Nariño, e incluso casi que con honores de jefe de Estado. Ese hubiese sido el inicio soñado de su nuevo perfil de líder internacional. ¿Por qué no lanzó su discurso de liberación desde Colombia? Sencillamente porque nunca estuvo ahí. Fíjese que en España no perdió tiempo y se reunió con Pedro Sánchez, obteniendo la foto que pasó a formar parte del álbum de su gesta heroica, pero además dio su rueda de prensa donde dijo entrelíneas varias cosas interesantes. Queda entonces la incógnita, ¿Por dónde salió? Dos fuentes distintas me indican que salió por La Guaira. O sea que los sacan de la embajada, lo llevan al litoral guaireño, donde abordó una lancha rápida que lo dejó en Aruba y de ahí tomó un vuelo a España. De hecho, esta versión es manejada también por el colega Nelson Bocaranda, quien el sábado 24/10 a las 2:22PM tuiteó que López estaba llegando a la isla de Aruba. ¿Por qué no decir la verdad? Porque salir por La Guaira tiene menos de heroicidad que salir por la frontera con Colombia. Por eso solo hubo una foto de la huida y es la del reencuentro familiar en Madrid. Ahora bien, ¿Por qué Reverol ejecuta esa jugada? Los detalles en la próxima parte.

¿QUÉ PASARÁ EN CHILE? Esa es una de las preguntas que más ronda la mente de la numerosa colonia de venezolanos en Chile y de sus familiares en Venezuela. Se han creado varias hipótesis fatalistas que pretenden señalar que ese país va encaminado a convertirse en una segunda Venezuela. Trataré de ser lo más preciso y amplio posible, para que usted amigo lector entienda lo que está ocurriendo en Chile, buscando aclarar los mitos creados en torno a cómo podría terminar este proceso constituyente. Lo primero que debo puntualizar es que ante el desastre que ha dejado el chavismo en Venezuela y que comenzó con aquella convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente en 1999, es inevitable creer para muchos que se va a repetir la misma historia y no es así. Es lógico que, para la mayoría de los venezolanos no chavistas, todo lo que suene, huela o se parezca a la izquierda es malo. Tenemos una tendencia a descalificar de inmediato lo que surge desde ese lado de la balanza política y es un error caer en ese tipo de estigmatizaciones. Que en Chile se vaya a redactar una nueva Constitución, no quiere decir que irremediablemente va a terminar como Venezuela. ¿Usted cree que el 78% que votó por el apruebo son de izquierda o comunistas recalcitrantes? Este es un proceso distinto. Es un proceso ciudadano que tiene sus matices, porque la violencia solo ha llegado de parte de grupos anarquistas de izquierda, entre ellos los que se llaman “La Primera Línea”, que salen a quemar y arrasar con todo a su paso. El otro Chile que quiere cambios y que es mayoría, no es violento, pero si acumula resentimientos y reclamos no atendidos en 30 años de la democracia chilena. Como en todas las sociedades los violentos son minoría, pero con sus acciones y destrozos generan mucha bulla. Este movimiento ciudadano comenzó con la llegada de la democracia, porque la transición no supo, no pudo o no quiso borrar los últimos vestigios de la dictadura de Augusto Pinochet. Pero también es cierto que borrar todo lo que dejó y ocurrió en el marco de esa tiranía es muy complicado. La primera expresión masiva de ese descontento podemos identificarla con la llamada “Revolución de los Pingüinos”, ocurrida en 2006 y frente a un gobierno de izquierda, porque la presidenta de entonces era Michelle Bachelet. ¿Cuál era la razón de las protestas? Reclamaban contra la privatización de la educación. El gran detonante del proceso constituyente en marcha fue el estallido social que inició el 18 de octubre de 2019 y que marcó un punto de inflexión en la sociedad chilena. También es prudente recordar que dicho estallido social fue aprovechado por los grupos anarquistas a los cuales hice referencia, para atentar contra más de 80 estaciones del Metro de Santiago, además de quemar una gran cantidad de autobuses de la red de transporte de la capital y provocar saqueos en establecimientos comerciales. Nada de eso fue casual. Eso fue un ataque bien organizado, coordinado y financiado por la izquierda internacional representada en el Foro de Sao Paulo, con el fin de aprovechar el descontento popular y crear caos. Soy de los que piensa que buscaban el derrocamiento del presidente, Sebastián Piñera, quién fue el foco de los reclamos, pero en el fondo el malestar social es contra toda la clase política, que con el tiempo no atendió, ni entendió lo que ocurría aguas abajo en la sociedad de este país. Con errores y aciertos, las fuerzas políticas y sociales lograron ponerse de acuerdo en este proceso constituyente que apenas comienza. Han sido meses difíciles, pero es muy poco probable que se repita lo sufrido en Venezuela ¿Por qué? Porque aquí no hay un Chávez que capitalice ese resentimiento social. Aquí actúa una fuerza ciudadana integrada por la sociedad civil, gremios y ONGs que pudo ser infiltrada en parte por los grupos violentos; pero lo cierto es que nadie tiene el control casi absoluto. Al no haber un Chávez que convierta el reclamo popular en odio, es muy difícil imponer un modelo político hegemónico en la nueva Constitución como si ocurrió en Venezuela. ¿No es posible que surja un Chávez en Chile? Nunca descarto nada, pero lo veo realmente difícil. La convención constituyente chilena, a mi criterio, será multicolor y sin una mayoría dominante, como si ocurrió en Venezuela. Como periodista viví y cubrí el desastre constituyente en Venezuela en 1999 y nadie se oponía con fuerza a lo que Chávez ordenaba. El tenía el control y por eso hizo lo que le dio la gana en la ANC y redactó y aprobó a una gran velocidad la nueva Carta Magna. Aquí se trata de un movimiento ciudadano que, al no tener liderazgos visibles, también es difícil de conducir en sus aspiraciones y necesidades y eso es un problema, que deberá tratar de resolver la clase política y las organizaciones sociales chilenas. Decir que el control lo tiene la izquierda es falso, porque como ejemplo al alcalde de la comuna de Recoleta, Daniel Jadue, quien milita en el Partido Comunista, lo corrieron de Plaza Baquedano durante la conmemoración del estallido social. ¿Por qué Chile llegó a esto? Porque a pesar de ser la nación de mayor desarrollo económico y humano de Latinoamérica, las desigualdades no han sido disminuidas, pero además aún quedan abiertas las heridas de una brutal dictadura. Por eso de los reclamos por las AFP, el costo del transporte, las tarifas de servicios públicos y las pensiones, entre muchos temas; se desembocó en el interés de una nueva Constitución, porque la vigente, a pesar de las grandes reformas hechas en democracia, sigue etiquetada como un legado siniestro de la dictadura. ¿Cómo va a terminar? Tomando en cuenta todo lo anterior, considero que el proceso terminará en 2022 con la aprobación de una Constitución que sentará las bases de un nuevo Chile. ¿Se resolverán todos los problemas actuales? No, porque las constituciones por sí solas no resuelven problemas, sino que sientan las bases para su solución. Luego los gobernantes y las fuerzas políticas de oposición, además de la sociedad en general, deberán operacionalizar la nueva Carta Magna y construir una nación menos desigual y con mayor participación ciudadana. Espero que este largo recuento les sirva para entender lo que está ocurriendo y seguirá ocurriendo en Chile, evadiendo las teorías fatalistas. 

EL VALOR DE ROLAND. Confieso que fui uno de los sorprendidos por la lamentable detención a manos del SEBIN del colega periodista, Roland Carreño, quien funge como coordinador nacional operativo de VP. ¿Por qué la sorpresa? Porque más allá de capturar a dirigentes de Voluntad Popular por la “huida” de Leopoldo López, Roland no es un dirigente con alto protagonismo. No parecía ser un objetivo de interés para el aparato de represión y por eso pensé que sería una corta detención y que se tomaría como una captura exprés más, de esas a las que nos tienen acostumbrados los esbirros rojos. Esa apreciación cambió cuando consulté a un amigo que integra el Equipo Nacional de Activistas (ENA), quien con un solo detalle me hizo entender el valor de Carreño: “El cómo coordinador operativo nacional tiene el control de la administración del dinero que maneja VP”. A partir de esos detalles comprendí que Roland tiene un gran valor para el régimen, entendiendo el interés que tiene de conocer las redes de financiamiento de VP. Presumo que Carreño conoce los detalles del dinero que ingresa, quién lo aporta, quien lo capta, dónde se guarda y en qué se gasta. Aclaro que, a pesar de todas mis dudas sobre el comportamiento ético en este partido, eso es una operación normal en todos los partidos políticos, que además de una ideología clara, necesitan de dinero porque la política es una actividad costosa. Esa información que podría poseer Carreño preocupa a muchos dirigentes nacionales de la tolda naranja, quienes temen que caiga en manos del oficialismo. Desafortunadamente, Roland Carreño es un nuevo preso político. Ojalá salga rápido de la molienda represiva del chavismo. Me uno al clamor del gremio: ¡Libertad para Roland Carreño! Es absurdo pensar que este colega periodista sea un peligro para la paz del país. 

“LA HUIDA” (yII). Luego de todo lo explicado queda la duda de la razón que tuvo ese sector que pactó su salida, para haber hecho semejante jugada que sabían que molestaría mucho a Diosdado Cabello, ya que Leopoldo es su opositor más odiado e incluso se convirtió por años en su trofeo. La incógnita sobre quién fue el cabecilla chavista de la operación la reveló parcialmente Maduro, cuando mueve al general, Néstor Reverol, desde Min-Interior a la cartera de Energía Eléctrica. La lectura inmediata era que lo castigaba por su participación en la huida de LL. Consulté con mis fuentes de inmediato y me respondieron que Reverol fue, al parecer, el líder de la operación. ¿Actuó solo? No lo creo. Mis fuentes explicaron que fue una jugada de un sector militar muy poderoso. ¿Por qué lo hicieron? Al parecer fue una demostración de fuerza, capacidad y determinación para molestar a Diosdado Cabello y presionar a Maduro. Aparentemente ese grupo ahora solicitará a Maduro, entre varias cosas, la liberación del general, Miguel Rodríguez Torres. ¿Por qué Maduro simplemente cambia de ministerio de Reverol? A pesar de que Diosdado seguramente pidió su cabeza, Maduro no podía enviar para su casa al alto oficial porque eso afectaría el frágil equilibrio interno. Todo hace presumir que la jugada la hizo Reverol, pero es parte de un plan del sector militar de mayor fortaleza actualmente y que lidera Vladimir Padrino López. ¿Qué buscan? Esa respuesta parcialmente la dio Leopoldo cuando en su rueda de prensa lanzó sutilmente una propuesta: “Una transición va a tener que incluir a personas que han estado en la estructura de poder del gobierno de Maduro, así es una transición. El problema es Maduro, es el dictador”. ¿A quiénes se refriere López? ¿Cuál es el sector chavista de mayor importancia para impulsar una transición? Pues los militares que, como he dicho un millón de veces, son la mano que mece la cuna nos guste o no. Ojo, quiero aclarar que coincido plenamente con Leopoldo porque sin algunos chavistas será imposible esa transición, cosa que he sostenido reiteradamente en esta columna. El gran golpeado por la huida sin duda es Diosdado Cabello, quien demuestra que ha perdido capacidad de control en el sector militar y hasta me atrevería a decir que del SEBIN. ¿Por qué? Si bien es cierto que el SEBIN es dirigido por el general, Gustavo González López, quien es del grupo de Cabello, cómo entender que Reverol giró instrucciones a los funcionarios que vigilaban a Leopoldo y González López no se enteró y si lo sabía, ¿Por qué no alertó a Cabello y evitó la huida? Eso me hace presumir que el grupo militar que ejecutó la operación tiene mayor poder que Cabello y tiene su propia agenda. ¿Estará Padrino López involucrado? Su silencio en torno al tema es revelador. En conclusión, sin este apoyo de alto calibre jamás Leopoldo hubiese podido salir de Venezuela. Lo sucedido traerá consecuencias. De hecho, la huida deja la sensación que el interinato fracasó, pero además deja la pregunta ¿Quién será el próximo opositor que se va? Tengo la impresión de que podría ser el propio Juan Guaidó, quien después de la consulta popular pudiera salir con el argumento de “cumplir con el mandato que nos dio el pueblo”. Sin embargo, una fuente en el interinato me juró por un puñado de cruces que Guaidó no se va de Venezuela. Esperemos los acontecimientos.

LUZ. La crisis en nuestra Universidad del Zulia está tocando fondo. Lo peor es que las divisiones internas hacen imposible que exista unidad para la solución de los problemas, que no solo afectan el desenvolvimiento de las clases presenciales o virtuales, sino que incluso impiden el pago de las nóminas en el tiempo estipulado. Los sectores que adversan al actual equipo rectoral solo señalan sus errores, que por cierto son muchos porque la gestión de Judith Aular es peor que pésima y de Clotilde Navarro ni se diga, pero poco contribuyen a la solución de sus problemas. Mientras que el equipo rectoral vive en una burbuja en sus cómodas oficinas del Rectorado y tienen una desastrosa política comunicacional, si es que a eso se le puede llamar política. Uno de los últimos problemas que han surgido en LUZ tiene que ver con el pago del anticipo de 25% del bono de fin de año y los cursos de verano. ¿Por qué no han cancelado esas obligaciones? ¿No llegó el dinero desde el gobierno nacional? La plata llegó y está devaluándose en las cuentas de la universidad. ¿Y cuál es el problema? Que la Dirección de Recursos Humanos no ha podido culminar las nóminas salariales del personal docente, administrativo y obrero; porque sus empleados trabajan en condiciones infrahumanas. Actualmente están en las oficinas, si es que se pueden llamar así, de DITICLUZ ubicadas al lado de TV LUZ, en lo que fue alguna vez el Núcleo Ciencias, hoy un cementerio que simboliza la desidia de las autoridades y el desprecio del chavismo por las universidades. Pero regresemos a las condiciones infrahumanas. Les cuento que desde hace varias semanas se hace inviable trabajar en esas oficinas porque no hay aire acondicionado y tampoco ventilación natural, ya que las ventanas están selladas por la inseguridad y además no hay agua porque el sistema hidroneumático no funciona. ¿Cómo en esas condiciones pueden laborar por 10 o más horas y usando un tapabocas? Imposible porque las personas tienden a asfixiarse con el aire contaminado, además de causarles otros problemas de salud. Pero eso no es todo, sino que la Universidad para paliar la ausencia de transporte público, destinó uno de sus viejos autobuses para el transporte del personal de nómina y de otras dependencias. Los recorridos duran de 3 a 4 horas, si es que el “carcaman” no se daña, ya que con frecuencia los mismos empleados deben empujarlo. Con todas esas dificultades y las consecuencias en la salud del personal, ha sido imposible culminar las nóminas para efectuar los pagos. Cuando cerraba esta columna me informaron que aparentemente y luego de tantos reclamos, las “dizque” autoridades repararon los aires acondicionados y asearon los baños. Del lado de las supuestas autoridades alegan que no están recibiendo recursos para funcionamiento y por eso la universidad es un completo desastre. 

¿UNIDAD? Parece que muchos dirigentes y partidos políticos opositores no han entendido el valor de la unidad, tomando en cuenta lo que está en juego en Venezuela que no es una simple confrontación democrática. A esa conclusión llego, cuando leo el comunicado del Partido Centro Democrático (PCD) en el cual hacen hincapié en el valor de la unidad para luchar contra el eje del mal encarnado por Irán-Rusia-China y Cuba que están instalados en Venezuela, no solo para aprovechar nuestras riquezas naturales, sino para convertir a nuestra nación en centro de operaciones para la conspiración en el continente. Interesante ese documento del PCD porque llama a cesar los juegos individuales y a entender el verdadero significado de lo que está en juego. ¿Serán capaces de entenderlo los otros integrantes de la oposición? A veces creo que no. Me gustaría equivocarme. 

AMENAZAS. El Contralor General de la República, Elvis Amoroso, se dejó de medias tintas y envió una nota de voz por WhatsApp a todos los directores de la institución y los contralores regionales y municipales, con órdenes muy precisas de enviar los datos de los trabajadores inscritos en el Registro Electoral y la obligatoriedad de garantizar la mayor participación del personal en las elecciones del 6D. Además, deja muy claro que todo aquel que no esté inscrito, debe inscribirse y quien no vote no “quiere a la patria”, lo que puede traducirse en “traidor a la patria”. Cierra su nota de voz con el grito de guerra: “Venceremos”. Les dejo el audio para que ustedes mismos escuchen sus palabras (ESCUCHE AQUÍ: http://ow.ly/OvYl50C520H).

INVADIDOS. Me informan desde la zona de Puerto Concha, Ologá y Congo Mirador que la zona está infectada de la guerrilla colombiana y de los carteles de la droga, quienes actúan con la complicidad de las autoridades venezolanas que aceptan esa vulneración de la soberanía y las leyes. Como evidencia, en los últimos meses se han estrellado dos avionetas en la zona y tanto los pasajeros, como la carga, han sido recogidos por helicópteros de la Guardia Nacional. Pero, además, en algunas noches pasa un camión de la GNB por los pueblos y ordenan a través de un altavoz a los pobladores que se metan en sus casas y no salgan hasta la mañana siguiente. ¿Por qué el toque de queda? Porque así la gente no ve lo que ocurre en las riberas del lago, donde llegan lanchas cargadas con paquetes, que luego son colocados en camiones de la GNB y luego los trasladan, al parecer, hasta el aeropuerto de El Vigía. 

COVID-19. La mayoría de los tripulantes de un tanquero de PDV Marina que viajó a Cuba para llegar gasolina, resultaron positivos por Covid-19 al llegar a la isla, dónde les ordenaron confinamiento estricto. No fue hasta después de cuatro días que la mayoría de los enfermos tenía fiebre alta, que permiten el traslado de los pacientes en peores condiciones para ser atendidos. Hay 13 en un hospital y un grupo menor en otro centro asistencial. El aislamiento es tan estricto, que solo les dejan comunicarse con sus familiares en Venezuela a una hora determinada y por muy poco tiempo. No hay información certera sobre su estado de salud. 

PANCHO. ¿Recuerdan que hace unas dos semanas mencioné que Francisco Arias Cárdenas andaba en algo? Pues aparentemente tiene decidido competir con Omar Prieto por la candidatura a la Gobernación del Zulia. Tiene previsto que cuando las restricciones de viaje se flexibilicen en Venezuela, su equipo más cercano comenzará a regresar para reagrupar sus equipos políticos. Dicen que uno de los primeros en regresar desde México sería Giovanny Villalobos. 

 

Darwin Chávez | @Darwinch857 | darwinch67@gmail.com

 

 

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...