NOSOTROS| “Los socialcristianos los únicos solventes para causar el efecto”. Por Johnny Galué (@COOTUR)

“PONGAMOS EN PRÁCTICA INTERNA EL LIDERAZGO POLÍTICO COMPARTIDO”

Urge un liderazgo efectivo, una dirigencia, rotunda, eficaz y radical, que fortifique la economía, la institucionalidad y la legitimidad de las instituciones del Estado. Con perspectiva, con una visión de corto, mediano y a largo plazo.  Y sobre todo, definir el rol de los gobernantes que no se encuentra definido.

En el sistema político Venezolano actual, “NO SE GOBIERNA” y no se cambia, nos ganará la miseria, el abandono, la nostalgia de vivir en el pasado abandonando el presente. Por eso nos ganaran.

Los actuales dirigentes, van por senda errónea, no han apostado a la formación, áreas a las que debemos volcarnos, sin menospreciar aquellas que han servido al despegue en otros países como Europa y EEUU. De todas las crisis se sale, todas son superables y esta no es la más difícil ni la más complicada.

Los venezolanos, no podemos despreciar, los diferentes sectores,  por muy tocados que estén, que han sido los motores de la economía. “Tiene que haber un replanteamiento y un plan estratégico para Venezuela”.

Y se preguntarán, ¿quiénes serán los encargados de hacerlo?,  cuando ni los propios líderes empresariales han aportado ninguna solución. “¿Quién es la economía?, ¿quién reacciona? Todos vamos en el mismo barco y tenemos que levantar la bandera del liderazgo, con un proyecto para superar las dificultades”.

Los Social cristianos, deberán de afrontar y asumir, los cambios necesarios, pero para ello, se requiere un golpe de efecto, y éste se consigue con líderes solventes, de los que carece este Régimen, y otros sectores de la política nacional.

Tenemos una fantástica crisis de liderazgo. Porque los problemas que se viven en la actualidad, como el fracaso de este Régimen comunista y socialista, las reformas implementadas nos han conducido, a este caos, a esta crisis sin precedentes, junto a sus socios inmediatos, el País  “requiere de un liderazgo político compartido”. Tenemos que reformar entre otras cosas, la Ley del Trabajo,  ligar el salario a la hora de trabajo y no menospreciar las “magníficas empresas que tenemos y las que podamos agregar al sector productor”, ya que de esta situación saldremos si se edifica en base a lo poco que han dejado.

El liderazgo que se requiere, debe de atender, desafíos globales, y no los que ejercen las democracias maduras, pues, “el empleo lo dan los empleadores y no el que lo pone en el papel”, y llorar ya no sirve de mucho porque ha llegado la hora de “ponerse a trabajar para resolver los problemas”. En una economía y un País en crisis.

Hay que tomar, decisiones resolutivas y necesarias,  reclutar atraer,  ésta es una crisis de los ricos, donde la transferencia de riqueza es la característica, “y es necesaria una adaptación de las ideas y de los remedios a los problemas”.

Este régimen, no se ocupa ni se ocupó del desarrollo del talento en el país. Pues la ideas es vendernos y los cubanos lo prohibieron, por eso, el estado actual de la educación, que en definitiva, es el futuro. Los mejores se han ido, por esto, para realizar actividades en las que ganan más dinero pero que no son rentables, para ellos a largo plazo, por no estar en el País.

La reforma de la educación es un tema pendiente, que deberá de ser abordado,   tanto primaria como superior. Es urgente y necesario, un cambio en el modelo que hasta la fecha ha imperado en el sector productivo y en el Estado.  Necesitamos, líderes y dirigentes que puedan navegar con eficacia en situaciones complejas y cambiantes, Cumplir las promesas, Impulsar la transparencia. Aceptar los fracasos. Abogar por la diversidad. Para frenar esa distancia entre habilidades existentes y habilidades necesarias y superar la crisis en el liderazgo

 

Johnny Ramón Galué Martínez / @COOTUR

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...