La Nación: Canserbero, el artista que desafió al chavismo y murió envuelto en misterio

En 2011, Tirone González era un joven analista de reclamos de una empresa de Maracay. Cumplía con su horario de oficina mientras estudiaba Derecho, y usaba sus tiempos libres para convertir en música algo de toda la crítica y la ironía que masticaba durante el día. Al mismo tiempo, su alter ego Canserbero era un artista pujante del underground de Venezuela.

Había grabado su primer álbum de estudio en 2010 (“Vida”) con el productor Kpu . Pero su carrera en el hip hop había empezado cuando tenía 11 años. Durante toda su adolescencia, Tirone se dedicó a hacer composiciones con los músicos con los que creció en Palo Negro , como Black Kamikase , Afromak y Lil Supa .

Él mismo era fanático del blues y el jazz, ritmos a los que les debía las bases sobre las que se asentaban sus rimas. Creció leyendo a Ernesto Sábato , Jorge Luis Borges y Fiódor Dostoievsky , cuyas obras consideraba “las letras que han perdurado en la historia”, además de a críticos como Eduardo Galeano .

Pero también la vida le había enseñado varias cosas. A los nueve años perdió a su madre y se fue a vivir con su padre. Cuando tenía 12, murió su medio hermano en un tiroteo.

Luego de una experiencia que gravitaba más hacia canciones nostálgicas y pacíficas, el joven artista empezó a incursionar en un sonido más oscuro, con letras crudas que muchas veces hablaban de sus propias experiencias.

Al mismo tiempo, se subía a los escenarios a soltar sus primeros ladridos en la escena local, vestido con musculosa negra y shorts. Y a dónde iba era recordado. Su estilo se diferenciaba por su brutal voz, que cambiaba de tono dando la impresión de que había varias personalidades interactuando. Él mismo alimentaba el juego diciendo que de ahí venía su nombre artístico: de Can Cerbero , el mítico perro de tres cabezas que vigilaba el ingreso al inframundo griego.

“Es muy extraño, un día estaba con el uniforme de mi trabajo haciendo la cola para el banco y llega gente a pedirme un autógrafo”, contó en una entrevista de 2012. “Llevo una vida demasiado normal. Tengo mis estudios, mis clases, mis trabajos. Todo el que empezó a hacer rap en Venezuela, lo hacía porque le gustaba y ya. Nadie se iba a hacer millonario del rap, nadie se ha hecho millonario del rap en Venezuela”.

Acababa de publicar su segundo álbum de estudio, Muerte , en ese mismo año. Tenía 24 años. Poco tiempo después tenían lugar sus primeras giras internacionales, que lo llevaron a Perú, Colombia, Argentina, Chile, México.

Para leer la nota completa, pulse aquí

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...