Regresa a gradas llenas el rugby profesional de la NZR

El público podrá acceder sin restricciones numéricas en la nueva liga de rugby de Nueva Zelanda, la Investec Super Rugby Aotearoa, cuando comience el sábado en Dunedin.

La Federación ‘kiwi’ (NZR) ha confirmado que no se limitará el acceso de los seguidores, que podrán llenar el Forsyth Barr Stadium de Dundedin el sábado y el domingo en el enfrentamiento entre los Blues y los Hurricanes en Eden Park.

Esta autorización se produce después de que el Gobierno del país haya confirmado que Nueva Zelanda pasa al nivel de alerta 1 esta medianoche, con lo que se levantan las restricciones para las reuniones masivas, incluso en los estadios.

Mark Robinson advirtió de que este anuncio gubernamental es una magnífica noticia para el rugby y un “gran impulso” para esta competición que disputarán cinco franquicias.

“Estamos increíblemente orgullosos y agradecidos de ser la primera competición deportiva profesional del mundo que está en condiciones de hacer que nuestros equipos vuelvan a jugar delante de sus aficionados. Va a ser una competición muy especial y única y es apropiado que los neozelandeses tengan ahora la oportunidad de ser parte de ella”, comentó.

Chris Lendrum, jefe de rugby profesional de la NZR, explicó que esta autorización implica que se cambiarán los horarios de los encuentros para facilitar la asistencia de los seguidores así como que los equipos podrán preparar los encuentros con normalidad y no tener que viajar imperiosamente los días de los partidos.

Será la primera vez desde que comenzó la pandemia mundial de la COVID-19 que un partido de rugby profesional se dispute con asistencia en masa de público. La Liga se desarrollará durante diez semanas con la participación de Blues, Chiefs, Hurricanes, Crusaders y Highlanders, con partidos en casa y fuera.

As

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...