Inteligencia militar asegura que el narco Richard Cammarano esconde a alías “El Wilexis”

Wilexis Acevedo Monasterios, alias El Wilexis, presuntamente está escondido bajo la protección de Richard José Canmarano Jaimes (48), un sujeto procesado por tráfico internacional de drogas y el cual se escapó del Centro Penitenciario de Carabobo ubicado en Tocuyito (Car), según fuentes de inteligencia militar.

Canmarano es uno de esos hombres que presuntamente trabaja para La Administración del Control de Drogas (DEA), agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Canmarano fue detenido el 22 de mayo de 2015 en el Aeropuerto Internacional “Simón Bolívar” cuando pretendía viajar a Portugal.

En esa ocasión, la Unidad Antidrogas de la Guardia Nacional Bolivariana elaboró un informe de dicha detención donde apuntó que el sujeto tiene expedientes abiertos en los tribunales 12 y 22 de Caracas por tráfico internacional de drogas y lo identificó como el dueño de 1.200 kilos de cocaína que incautaron el 10 de diciembre de 2.010 en su apartamento ubicado en Prados del Este, municipio Baruta (Mir). También está presuntamente vinculado al blanqueo de capitales en la banca de Andorra en conjunto con el ex funcionario del Cicpc, Norman Puertas.

Al parecer, unos de los socios de Canmarano para la distribución de drogas en la Gran Caracas es El Wilexis, quien le garantizó una zona privilegiada donde acopiar los estupefacientes y venderlos a los medianos y pequeños traficantes.

Es así como El Wilexis convirtió al barrio José Félix Rivas de Petare en un corredor seguro para las operaciones vinculadas a la droga controlada por Canmarano, según las investigaciones. El sector petareño está situado a pocos metros de las vías nacionales que conducen a oriente y occidente a través de las autopistas Gran Mariscal de Ayacucho y la Francisco Fajardo.

Y para blindar dicho territorio, El Wilexis tomó el control de la vida cotidiana en José Félix Rivas, donde hasta los bodegueros tienen que vender al precio impuesto por este sujeto, por ejemplo. Un día se acercó a una pequeña charcutería que subió el costo del queso sin su autorización y le disparo en ambas piernas al dueño del negocio, según testigos.

Por allí van los tiros. En enero pasado, los organizadores de la Operación Gedeón, destinada al derrocamiento del presidente Nicolás Maduro, tocaron las puertas de Canmarano y le pidieron que se activara con El Wilexis. Es así que Canmarano planificó fugarse del Centro de Formación “Hombres Nuevos” Libertador, la principal cárcel del Centro Penitenciario de Carabobo, de donde huyó la madrugada del pasado 4 de febrero, Lunes de Carnaval, con ayuda de dos custodios.

Salió por la puerta principal junto a otros dos delincuentes: Jean Manuel Montilla (35), asesino confeso del actor Yanis Chimaras y Francisco Antonio Medina Sivira, alias El Pollo, un sujeto que se hizo famoso cuando divulgaron un video donde aparece disparándose en la quijada, hecho ocurrido el 17 de noviembre de 2013 en Quibor (Lar). El rostro del Pollo salió a la luz pública recientemente con ocasión de los tiroteos en José Félix Rivas entre el 1° y 4 de Mayo pasado. Algunos portales de noticias reseñaron el hecho y aseguraban que se trataba de un enfrentamiento entre las bandas de un sujeto apodo El Gusano y El Wilexis. Pero cuando se referían al tal Gusano, esos portales colocaban una foto de El Pollo, uno de los dos amigos de fuga de Richard Canmarano.

Y cuando se produjo el intento de incursión marítima por las costas de Macuto, perpetrada el 3 de Mayo pasado por ex militares venezolanos, los organismos de seguridad capturaron, entre otros, a José Alberto Socorro Hernández, alias Pepero cuyo testimonio fue difundido en un video. Pepero dijo que su superior, Orlando Laufer, le impuso la misión de “armar caos en varias zonas populares de Caracas” para así distraer a los organismos de seguridad, mientras se ejecutaba la Operación Gedeón.

En ese sentido, le instruyeron contactar a narcotraficantes “bajo amenaza de la DEA para crear un supuesto enfrentamiento entre bandas con armas de guerra sin ninguna baja”. Es allí cuando Pepero activó a Richard Canmarano, “que es socio, amigo del pran Wilexis”, según sus palabras.

Fracasada la Operación Gedeón, el presidente Nicolás Maduro le dio una orden al ministro de Interiores y Justicia, Néstor Reverol, de acabar con todas las bandas de narcotraficantes. “Tenemos que ir al combate Reverol…vamos con todo compadre”, le dijo el Jefe de Estado al Ministro en una cadena de radio y televisión del martes 5 de Mayo pasado.

Tres días después de esa orden, Reverol desplegó “una operación policial de seguridad ciudadana en la parroquia Petare” y así lo anunció en su cuenta Instagram desde donde el Ministro explicó que el objetivo era “ir tras la búsqueda de las bandas de delincuencia organizada que pretenden alterar el orden interno y la tranquilidad de nuestro pueblo”.

Por fuentes cerradas se conoció que durante ese operativo fueron abatidos 12 sujetos. Pero, días antes de ese despliegue policial, Canmarano extrajo de Petare al Wilexis y desde entonces lo mantiene bajo su protección con ayuda de otros familiares. Factores locales presuntamente ayudaron en esa operación de extracción.

Últimas Noticias

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...