Cliver Alcalá Cordones habla desde Colombia y acusa a Guaidó: “Esta es una guerra entre intereses económicos”

Cliver Alcalá Cordones, quien fue mayor general del ejército venezolano y aparece este jueves en la “lista de colaboradores del régimen de Nicolás Maduro”, por el cual se ofrece una recompensa de 10 millones de dólares, acusó al líder venezolano Juan Guaidó de tener conocimiento sobre un arsenal de armas incautados, que serían destinados presuntamente para cometer atentados en Venezuela.

Alcalá ofreció estas declaraciones a una emisora de radio colombiana, desde la cual aseguró que dicho arsenal “estaba destinado a provocar atentados en Venezuela que incluían el asesinato del propio mandatario”.

El ministro de información del régimen Jorge Rodríguez, denunció la incautación este miércoles, donde acusó a Alcalá de ser el encargado en Colombia, después que Maduro un día antes informara sobre el hecho; el armamento encontrado en un vehículo, incluía 26 fusiles de asalto, visores nocturnos y silenciadores.

El exmilitar Cordones quien ahora parece encontrarse entre dos aguas comentó, que las armas eran para alias Pantera, “un oficial bajo su mando comprometido con la liberación de Venezuela”.

El mayor general aseveró que toda la operación militar se hizo con apoyo de agentes norteamericanos de «empresas contratistas» y señaló la existencia de un contrato, donde supuestamente aparecen las firmas de Juan Guaidó y J.J Rendón, que estaría enmarcado en el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

«Estás invocando al TIAR (…) Ese documento protege a los asesores norteamericanos porque fue un pedimento específico del presidente de Venezuela», dijo Alcalá Cordones. Sobre la presencia de J.J Rendón en la firma del supuesto contrato, justificó diciendo que se trataba por ser el «estratega político del señor Juan Guaidó».

Ese documento tendría detalles sobre cooperación, tránsito de material y apoyo de ayuda humanitaria luego de la operación militar para deponer a Maduro del poder. Evitó dar más detalles sobre cómo se iba a desarrollar la operación porque «había que mantenerla en secreto para evitar filtraciones a distintos sectores de la misma oposición venezolana que tiene algunos lazos con el régimen, a organizaciones ligadas al narcotráfico en Venezuela».

Ni siquiera Guaidó sabía cómo se iba a realizar la operación, sentenció el militar. «Lo único que conocía era el objetivo, la finalidad. Toda las operaciones anteriores habían fracasado por ese entorno corrupto alrededor de la política venezolana».

También reconoció que ninguna autoridad colombiana sabía sobre esta operación militar y frustraron este intento de deponer a Maduro «producto de desconocer el próposito de la operación y el contrato. Yo se los referí hace 48 horas pero ya era tarde».

Con esto contradice las declaraciones del ministro de Comunicación e Información venezolano, Jorge Rodríguez, sobre el conocimiento de Iván Duque de este plan, a quién señaló además de ser uno de los cómplices intelectuales y materiales.

Sobre las armas incautadas en días pasados por el gobierno colombiano en la vía Barranquilla – Santa Marta, entre las cuales se incluían fusiles de asalto, el mayor general venezolano reconoció que dicho cargamento era una «pequeña parte» de lo que cuentan para esa operación militar pues «no eran con 26 fusiles que íbamos a hacer eso».

El militar aseveró que han logrado ingresar a territorio venezolano una mayor cantidad de armas, pero «se encuentran a buen resguardo». Esos fusiles y otro tipo de materiales de guerra eran trasladados por un ciudadano colombiano que contrató, y que sería Rubén Darío Fernández Figuera, alías «Buho», según las informaciones dadas por el ministro Jorge Rodríguez.

Además dijo que alias «Pantera», a quien el gobierno venezolano identificó con el nombre de Robert Colina Ibarra, es un oficial «bajo mi mando, junto a otros 90 oficiales comprometidos con la liberación de Venezuela».

Al ser consultado sobre la posible participación de grupos criminales como «Los Rastrojos» dentro de esa operación, el militar aseveró que no hubiesen podido dar ningún paso «si estaban incluidos. sta operación no hubiera podido moverse así».

Sobre la lista de búsqueda de Estados Unidos, especificó que”es un fiscal que está generando la acción y presumo que no conocer el acuerdo confidencial que tenemos”.

«Esta es una guerra entre intereses económicos de todas partes del mundo, del mismo narcotráfico».

Alcalá Cordones dijo a la W Radio que no tendrá ningún problema en enfrentarse a la justicia estadounidense porque es un sistema que permite «el derecho a la defensa (…) A excepción del tema de las armas que estaban dentro del contrato nuestro, no he cometido ningún delito».

Actualmente se encuentra en Barranquilla y afirma que “mi vida en este momento sé que corre peligro, lo asumo sin problema. En Barranquilla las autoridades colombianas han estado hablando conmigo. No estoy en un intento de fuga”. manifestó.

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...