Síguenos
Haga clic aqui

Sucesos

“Paracos” que mataron a guardia nacional utilizaron cuenta hackeada para amenazar a las autoridades

Una cuenta de redes sociales hackeada, con fotografías de una pareja, tomadas ilegalmente de un perfil Facebook, fue utilizada por paramilitares del grupo “Los Rastrojos” para colocar mensajes amenazadores contra las autoridades venezolanas, así como las fotos del joven efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana, Wilson Yeismith Paz Useche, secuestrado y asesinado por “paracos” el pasado 26 de diciembre, cuando se trasladó hasta el sector de El Escobal, en Colombia, a fin de vender helados y buscar un ingreso extra para sus gastos familiares.

Voceros policiales manifestaron que las investigaciones sobre este y otros casos de homicidio ocurridos en el eje fronterizo San Antonio del Táchira – Ureña se mantienen bajo las más estrictas medidas de seguridad y, mediante labores de inteligencia, se ha logrado identificar plenamente a no menos de veinte integrantes del grupo “La Línea”, la mayoría de ellos de nacionalidad venezolana, que operan desde El Escobal, en Colombia, y son responsables de más de un centenar de asesinatos cometidos a ambos lados de la frontera.

Jefes presos en Colombia

Manifestó nuestro informante que tanto la policía venezolana, como la colombiana, tienen identificados a casi todos los paramilitares de “La Línea”, que cumplen funciones de mando y actúan directamente por órdenes expresas de algunos jefes del grupo irregular, presos en las cárceles de Cúcuta y Bogotá, lo que no ha impedido que mantengan el control de la organización criminal.

A este grupo pertenece un hombre que se hace llamar el Paisa, quien ha cobrado notoriedad por ser un líder negativo que a través de las redes sociales se ha dedicado a publicar amenazas contra funcionarios e instituciones de seguridad de Venezuela y, según las investigaciones, se estima que tiene relación directa con una gran cantidad de delitos cometidos a ambos lados de la frontera, entre los cuales se encuentran más de cien homicidios, extorsiones y actos de terrorismo, entre otros, según lo dijo el informante.

A Wilson Yeismith Paz Useche le encontraron el carné de la Guardia Nacional

A Wilson Yeismith Paz Useche le encontraron el carné de la Guardia Nacional Bolivariana y por eso lo asesinaron, según lo
estiman los investigadores policiales

A este mismo también se atribuye el asesinato de un funcionario del Cicpc, subdelegación Ureña, y de su novia, cuando cruzaron la frontera para realizar compras en el lado colombiano y fueron secuestrados por paramilitares, que les dieron muerte y desaparecieron sus cuerpos, y más recientemente, en el mes de diciembre, el crimen del joven músico de la Guardia Nacional Bolivariana, Wilson Paz Useche, cuando este traspasó la frontera, hasta la zona de El Escobal, para vender helados.

Este joven había hecho lo mismo el día 24 de diciembre y debido a que le fue bien y agotó su mercancía, regresó el 26 de diciembre y de nuevo se internó en la denominada “zona caliente”, donde fue detectado por irregulares, que lo secuestraron y lo asesinaron, debido a que encontraron su carné que lo acreditaba como militar venezolano.

Cuentas en redes sociales hackeadas

Las autoridades tienen conocimiento sobre el asesinato del joven músico militar a través de las redes sociales, donde son publicados mensajes con amenazas a funcionarios y diferentes organismos de seguridad, tales como Cicpc, GNB, Ejército Nacional Bolivariano y Policía del estado Táchira, al tiempo que publican fotografías donde aparece el cadáver de Paz Useche.

Las alarmas se encienden y comienza una búsqueda que lleva a ubicar a tres hombres que transitaban por la trocha “La Grulla”, procedentes de la zona de El Escobal, con sacos de fique a sus hombros. Al observar la presencia policial corren, intentando regresar al lado colombiano, pero son detenidos poco antes de cruzar la frontera.

En uno de los costales fue encontrada la cabeza del músico y poco después, en un área boscosa, su cuerpo en descomposición, con las manos atadas a la espalda. También se les encontró un revolver.

Los expertos en delitos informáticos del Cicpc comienzan a rastrear la cuenta en las redes sociales e identifican a su propietaria, que es ubicada y detenida. Ella manifiesta no saber nada sobre los mensajes publicados por los paramilitares y las fotos del guardia asesinado.

Al indagar más, se descubre que se trata de una cuenta hackeada por miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia y Venezuela (AUCV). Así mismo, se comprueba que en la misma fue colocada la fotografía de un ama de casa y su pareja, que denuncia ante las autoridades policiales que esa foto fue sustraída sin autorización de su cuenta Facebook.

Operativos de seguridad

Los tres hombres detenidos en relación al homicidio del guardia resultaron ser de nacionalidad venezolana, dos del oriente del país y el tercero de Naguanagua, estado Carabobo, lo cual ratifica la premisa policial que los jefes del grupo irregular son venezolanos y no colombianos.

Las investigaciones llevan a la identificación plena de estos hombres y tras intercambio de información con las autoridades colombianas, se logra precisar detalles personales de más de veinte paramilitares de “La Línea”, que operan desde la zona de El Escobal, en territorio del vecino país.

Finalmente, se dijo que las autoridades policiales y militares destacadas en el municipio Pedro María Ureña han incrementado sus operaciones para enfrentar cualquier tipo de actividad criminal que sea desarrollada por parte de los grupos generadores de violencia, y que tanto el Cicpc, como la GNB y el Ejército, mantienen presencia activa en la zona de frontera y sus trochas, mediante labores de vigilancia y patrullaje.

A finales de año, el comisario general Wilmer Uribe, director del Cicpc en el estado Táchira, comentó al periodista que los detectives han redoblado sus medidas de seguridad y continúan desarrollando investigaciones sobre los homicidios y otros delitos ocurridos en las trochas y otros sectores del municipio Pedro María Ureña, en un intento por apresar a los responsables.

Pese a que las autoridades no han suministrado información, se supo en medios policiales que el pasado miércoles se reportó el primer homicidio del año 2020, en la población de Ureña, donde fue ultimado con múltiples disparos de arma de fuego un hombre, del cual no se tienen mayores detalles, y que el hecho ha sido atribuido a supuestos paramilitares.

La Nación

Suscribir vía Telegram
Publicidad
Comentar...

Tu Opinión Vale...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *