Haga clic aqui

Japón hizo regresar a Henry Centeno al béisbol de América

Es irónico y curioso que la forma que tuvo Henry Centeno de regresar al beisbol del continente americano fue jugar en Japón. En el lejano archipiélago asiático, el lanzador derecho vivió una metamorfosis debido a que se tuvo que adaptar a una de las características más curiosas de la pelota nipona: los pitchers son especies de maratonistas del montículo.

En Japón los brazos deben ir largo en los juegos y lanzar 100 pitcheos por encuentro con regularidad. Cierta ocasión, a finales de la temporada 2016-2017, Guillermo Moscoso explicó que un bullpen en la Tierra del Sol Naciente podía ser de 50 envíos, quizás un poco más. Eso da una idea de la cantidad de horas que pasan los serpentineros en las lomitas niponas cuando Centeno exclama: “Allá se lanza bastante, van muy largo en el juego. Todo el tiempo trabajas bastante, muchos pitcheos”.

Esa experiencia por la que atravesó en la Baseball Challenge League, circuito independiente de Japón, en donde estuvo con Shiga United Baseball Club, lo ayudó a pensar diferente.

“Me ayudó a ejecutar rápido. Sacar a los bateadores lo más rápido que puedas, con tres o cuatro pitcheos. Allá hay muchos bateadores de contacto”, le dijo Centeno al periodista a la LVBP.com, en el Estadio Alfonso “Chico” Carrasquel, donde se desarrolla la final entre Caribes de Anzoátegui y Cardenales de Lara, equipo al que refuerza desde el comienzo de los playoffs. “Todo eso me ayudó para ejecutar lo mismo aquí. Eso me da chance de usar rápido mi pitcheo secundario para dominar”.

Aunque perdió el segundo juego de la Serie Final, por tres carreras limpias en 3.0 innings, creadas por una crisis de control –“Me sentía bien, pero tuve mucho, demasiado, movimiento en la recta”, dijo-, Centeno ha sido uno de los mejores lanzadores de la liga. En la ronda regular exhibió 1.34 de efectividad en 47.0 innings, y récord de 4-0; quedó segundo en la carrera por el Pitcher del Año. En la postemporada sólo aceptó una carrera limpia en 19.1 capítulos, antes de embarcase a en su primer viaje a una instancia decisiva del torneo.

Ese rendimiento lo ha regresado al beisbol del continente, incluso hay posibilidades que firme con una organización de Grandes Ligas. Efraín Zavarce, periodista y comentarista de IVC, informó que el derecho está en la mira de Bravos de Atlanta.

“Hay que esperar. Mi agente ha estado en contacto con varias organizaciones. Estamos en conversaciones”, comentó. “Firmé contrato recientemente con Rieleros de Aguascalientes (Liga Mexicana de Beisbol), pero esperamos respuestas del beisbol organizado en los próximos días”.

Una de las cosas que aprendió en Japón no fue un pitcheo nuevo, ni una puntería de samurái con arco y flecha mientras monta. Lo que adquirió fue algo que no se nota a simple vista: el control del ritmo del juego.

“Vine trabajando mucho en Japón. Hice ajustes para tener éxito esta temporada, claro, con mi equipo, pero igual estoy muy agradecido con Cardenales de Lara por darme esta oportunidad”, explicó el lanzador original de Bravos de Margarita. “Controlar el tiempo de juego es importante. A veces no te das cuenta de eso, pero te ayuda. Mi meta es tratar de salir de los bateadores en tres o cuatro pitcheos. Claro, hay situaciones difíciles, pero eso no quiere decir que no puedes usar sólo tres o cuatro pitcheos. La meta es economizar para ir largo”.

Con el regreso de la Serie Final a Barquisimeto, Centeno tendrá la pelota en el sexto juego, de acuerdo con la rotación crepuscular.

Prensa LVBP

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...