Conmoción en Argentina por secuestro y tortura a maestra líder social

La información comenzó a circular primero en grupos de whatsapp y sonaba irreal. Una maestra argentina había sido secuestrada y torturada en el municipio bonaerense de Moreno, ubicado 42 kilómetros al oeste de la Ciudad de Buenos Aires. Un grupo de desconocidos le puso una bolsa en la cabeza para que no los reconociera y con un elemento cortante le escribieron en el estómago “ollas no”.

El mensaje mafioso hacía referencia a que la víctima, Corina de Bonis, era una de las impulsoras de las ollas populares que se hacen en el distrito para alimentar a los chicos que no tienen para comer. Esta iniciativa comenzó hace más de un mes debido a que las escuelas de la zona –y sus comedores– cerraron sus puertas por problemas de infraestructura luego de la muerte de dos personas tras una explosión de gas.

 

https://platform.twitter.com/widgets.js

Poco tiempo después de difundirse la información, el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) anunció que llevaría a cabo una conferencia de prensa para dar precisiones al respecto. El secretario general, Roberto Baradel, calificó lo sucedido como “un hecho gravísimo ocurrido en democracia”. A su vez, informó que se había comunicado con el ministro de Seguridad de la provincia, Cristian Ritondo, y el ministro de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, a quienes hizo “responsables por la seguridad de todos los maestros”.

También recordó que, antes del secuestro de Corina, habían recibido amenazas de muerte. Uno de los mensajes sostenía que los docentes iban a aparecer directamente en el Cementerio de Moreno.

“Las muertes de Sandra y Rubén son un hecho insoportable, culpa de la desidia del Estado”, denunció Baradel y enfatizó que seguirán pidiendo justicia, en referencia a los maestros muertos en la explosión. Sin embargo, “en el medio de una medida de fuerza pacífica, sucede esto. Hay que decir basta, hay que pararlos. Están haciendo de la Argentina un Estado de excepción”, añadió.

Corina de Bonis se encuentra fuera de peligro pero permanece internada en el Hospital del distrito acompañada de su esposo.

La respuesta del Gobierno

“Repudiamos el hecho, que es un disparate total“, sostuvo el ministro de Educación provincial, Sänchez Zinny, en diálogo con el diario Página/12. “Es una barbaridad, es un hecho delictivo”, enfatizó. Además, aclaró que se comunicó con el titular de Seguridad y afirmó que “la inspectora en Psicología de la provincia está acompañándola a ella y a su familia, para acompañarlos a hacer la denuncia ante la Fiscalía”.

Por su parte la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se manifestó a través de su cuenta de Twitter y dijo que están trabajando “para encontrar a los responsables“. “Repudio profundamente la violenta agresión que sufrió Corina De Bonis en Moreno. Mi solidaridad con ella”, añadió.

Huelga y movilización

Este hecho sucedió en un contexto muy particular. El día martes se celebró en Argentina el ‘Día del Maestro’, en recuerdo del fallecimiento del expresidente Domingo Faustino Sarmiento en 1888. A su vez, el miércoles se llevó a cabo una huelga docente en la provincia de Buenos Aires y este jueves en todo el país para reclamar mejores salarios y mayor presupuesto educativo.

En ese marco, en la Ciudad de Buenos Aires se realizó la movilización principal de la jornada que debió añadir a sus consignas el repudio a las torturas sufridas por de Bonis.

DC – RT

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...