Una inundación de agua con excrementos obligó a suspender un partido de béisbol

Un partido de pretemporada de dos equipos de la Major League Baseball de los Estados Unidos terminó abruptamente debido a una inesperada y desagradable situación. El choque entre los Dodgers y los Angels, ambos de la ciudad de Los Angeles, debió ser suspendido cuando se produjo un derrame de aguas cloacales en el campo de juego.

Ocurrió cuando se jugaba el quinto episodio del partido, que fue declarado como finalizado, luego de una demora de 32 minutos, con ventaja de 4-3 a favor de los Dodgers, locales en esta ocasión. El derrame dejó un charco de agua con excrementos cerca del banco de suplentes del equipo ganador.

“No voy a decirles lo que era”, dijo el jardinero de Los Dodgers Andrew Toles. “Es repugnante”, agregó, según reproduce la agencia AFP. El olor, de acuerdo a lo que dijeron los jugadores, era insoportable.

El mismo jugador contó que antes pensaba que “era Gatorade o algo así saliendo de las tribunas”, pero que le dijeron que eran “aguas albañales”.

“Al parecer hubo una tupición de tubería en dos niveles del estadio”, informó el presidente de los Dodgers Stan Kasten tras el partido. “No sabemos exactamente dónde ocurrió ni qué lo causó. Tuvo que ver algo con una tubería principal aquí en el estadio y una tubería fuera”, explicó.

Ambos equipos abren la campaña regular el jueves, con los Dodgers recibiendo a los Gigantes de San Francisco y los Angelinos jugando en Oakland ante los Atléticos.

Insaee

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...