¡Trabajan por la paz! Los presidentes de las dos Coreas se dieron la mano en la Zona Desmilitarizada y comenzó una cumbre histórica

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, recibió al líder norcoreano, Kim Jong Un, en la frontera entre ambas naciones en la primera cumbre entre ambas naciones en más de 10 años.

Ambos líderes se dieron la mano luego de que Kim cruzara caminando la frontera, recibieron una ofrenda floral y posaron para varias fotografías antes de la histórica cumbre en la que tratan la posible desnuclearización de Pyongyang.

“Estoy feliz de conocerlo”, aseguró Moon a Kim, según reportó la agencia de noticias AFP. El presidente de Corea del Sur también afirmó que espera un “acuerdo audaz” al final de la cumbre.

Durante el saludo, Moon también pisó brevemente el territorio norcoreano, luego ambos regresaron a territorio del Sur tomados de la mano.

“Una nueva historia comienza ahora, el punto de partida de la historia y una era de paz”, escribió Kim en el libro de visitas de la Casa de la Paz. El líder de Corea del Norte también dijo que “no volverá a suceder” que se incumplan acuerdos alcanzados anteriormente entre los dos países.

Corea del Sur informó que Kim se ofreció a visitar Seúl “en cualquier momento” si es invitado, según AFP.

Ambos líderes pasearon escoltados por una guardia de honor tradicional coreana y asistieron a una ceremonia de bienvenida antes de dirigirse al interior de la Casa de la Paz, donde celebran la cumbre.

El presidente surcoreano y el líder norcoreano se sentaron frente a frente en la mesa ovalada de diálogo junto a dos acompañantes cada uno en una reunión que comenzó a las 10.15 hora local en el lado sur de la frontera entre ambos países, que permanecen técnicamente en guerra.

Kim y Moon estuvieron reunidos durante aproximadamente hora y media en la sesión matinal de la cumbre en la Casa de la Paz, un edificio situado en el lado sur de la zona de seguridad conjunta. Posteriormente los líderes con sus delegaciones tomaron un descanso para almorzar por separado.

La Casa Blanca, por su parte, comunicó que espera que la cumbre intercoreana conduzca a un “futuro de paz”.

El histórico gesto convierte a Kim en el primer líder de Corea del Norte en pisar suelo de su vecino del Sur desde que en 1953 acabó la guerra entre ambos países, un conflicto cerrado por un alto el fuego pero no por un tratado de paz, según reseñó EFE.

DC | NTN24

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...