Haga clic aqui

Cómo renovar los uniformes escolares ¡sin gastar de más!

En pocos días los niños y jóvenes regresarán a las aulas para un nuevo año escolar. Sin embargo, entre la compra de libros y útiles, muchos padres están optando por el reciclaje de prendas para rendir el presupuesto. A continuación te damos algunos tips para renovar los uniformes escolares.

Con los chicos en pleno crecimiento es más difícil adaptar las tallas y medidas; pero muchos de estos ajustes pueden solventarse creativamente.

TINTURAS

Uno de los colores más representativos de los estudiantes es el azul marino. Está presente en los overoles de preescolar, faldas y pantalones, suéteres y monos deportivos. Ahora, este tono es uno de los más problemáticos, pues se decolora con las lavadas. Una opción es teñirlos en casa utilizando agua fría y algún colorante.

Entre los textiles óptimos para este proceso se cuentan el algodón, la gabardina e incluso la mezclilla.

COSTUMIZA

Otra idea para renovar los uniformes escolares es adaptar las que hayan pertenecido a hermanos o primos. Por ejemplo, los suéteres pueden ser pullovers sin mangas o chalecos; las faldas y jumpers se pueden estrechar en la cintura; y a los pantalones se les puede descoser el ruedo o transformarlos en shorts.

Después, y si la unidad educativa lo permite, se pueden añadir ribetes en el cuello, cierres o algún bordado que los distinga. Recuerda que tus mejores amigos son la aguja, hilos y los botones.

PARA BLANQUEAR

Muchos padres suelen adquirir las franelas de deporte algunas tallas más grandes; lo que sucede es que, al ser blancas, se van tornando grisáceas. Para que recuperen su brillo, deberás tratar por separado las manchas, y luego blanquearlas con agentes naturales.

No olvides incluir la ropa interior y otras prendas como las batas de laboratorio o especiales.

ZAPATOS

Aunque en los últimos años el tipo de calzado que va con los uniformes escolares se ha flexibilizado, siguen predominando los mocasines y trenzados. Una forma de extender su vida útil es, primero, arreglar los broches; y segundo cambiarles solo la suela. Este truco es válido para la ropa “heredada” y los que se compren de segunda mano.

DC | Eme de Mujer

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...