Al menos 500 máscaras amanecieron en Copacabana para pedir renuncia de Temer

Este sábado más de 500 máscaras pintadas de rojo fueron dejadas en la playa Copacabana, en Río de Janeiro, para pedir la renuncia del presidente de Brasil, Michel Temer, envuelto en un grave escándalo de corrupción, y denunciar la “baja cualificación” de sus políticos.

Las máscaras fueron depositadas sobre la aren, en referencia a los 513 diputados federales, 81 senadores y del presidente Temer.

Estaban pintadas de rojo para simbolizar la “vergüenza que debería estar en el rostro de la clase política brasileña”, señaló la asociación.

“Queremos la renuncia del presidente de la República (Michel Temer) y una reforma política que haga posible el combate a la baja cualificación de nuestros representantes”, afirmó en una nota Antonio C. Costa, fundador de la organización.

El mismo acto tuvo lugar el martes en la Explanada de los Ministerios, la avenida de Brasilia en la que están ubicados los principales edificios gubernamentales de Brasil, y se repetirá el último día de mayo en Sao Paulo.

Costa también destacó en su reclamo la escalada de violencia que vive Río de Janeiro en los últimos meses, con “niños víctimas de bala perdida” y habitantes de las favelas que viven “bajo el espectro del miedo”.

“Nuestro país convive con una tasa de homicidios propia de países que se encuentran en guerra civil. Cada año, la vida de 60.000 brasileños es interrumpida por el crimen”, añadió.

El fundador de Río de Paz dijo no tener “esperanza” para que esa “aterradora estadística” se revierta “con un presidente sin autonomía para gobernar y un Congreso Nacional tan mediocre”, todo ello en medio de una crisis política que ha acorralado al jefe de Estado.

El Gobierno de Temer se tambalea a raíz del escándalo generado por los testimonios a la Justicia de directivos de la cárnica JBS.

 

DC/EU

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...