Que mejore nuestra calidad de vida, por  José Contreras (@contrerasj402)

Un gran reto para la transición que estamos próximos a vivir en Venezuela.
Un orden social y político que tenga como fin a la persona y a su dignidad, es un sistema de país (educación, leyes, economía y gobierno) que garantiza a la población una cierta calidad de vida. Y esto no tiene tanto que ver con los importantes y necesarios índices microeconómicos (buena vida), sino, sobre todo, con virtuosas condiciones de vida (vida buena). De manera que, además de la siempre urgente e importante necesidad de generar crecimiento económico y bienestar material, también es fundamental que los habitantes no dependan de sus posibilidades económicas para tener una existencia digna. En ese sentido, es posible que personas de escasos recursos, y con oportunidad de prosperar, gocen de calidad de vida a pesar de su pobreza.
Como ejemplo de este principio general se pueden inferir algunas propuestas:
* Priorizar la necesidad de generar crecimiento económico.
* Darle buena calidad a la educación (educadores de calidad).
* Que haya seguridad personal.
* Fácil acceso a los servicios públicos.
* Óptimas condiciones de salubridad y acceso a servicios de salud.
* Fácil acceso a todo tipo de recreación.
* Vigencia de la moral y las buenas costumbres.
Desde áreas fundamentales como lo son: la familia, la educación, y la aplicación de la ley (imperio de la ley). Esos tres principios generales son, al mismo tiempo, auténticos principios de políticas públicas básicas. Son básicos porque sin la interferencia de intereses derivados de las legítimas y diferentes visiones de la vida (doctrina, ideologías, religiones, etcétera), es fácil que la mayoría de la nación acepte como convenientes y necesarias para alcanzar el ideal de país que cada uno tenga.
Pienso finalmente que moralizar nuestros procesos sociales y políticos, sería útil que esos principios generales jueguen el papel de “norte” en planificación de las políticas públicas, lo cual, por supuesto, no es suficiente ya que hace falta una estrategia, también de índole básica, que permita la estructuración de ese gran plan que una el corto, el mediano y el largo plazo. Y esa estrategia básica debería enfocarse en áreas clave desde las que se puedan producir efectivas transformaciones y resultados en el corto plazo.
*Despertemos la Conciencia Política Ciudadana*
DC / Ing. José Contreras O. / Pte. Movimiento de Salvación Nacional (Zulia) / @contrerasj402

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...