El país que soñamos, por Alfonso Hernández Ortiz (@AlfonsoZulia)

Durante mucho tiempo me he dedicado a conversar con distintas personas sobre las razones que los motivan a quedarse en Venezuela, como también los motivos que los impulsan a irse, y la respuesta ha sido en su gran mayoría, unísona: porque sueñan con un mejor país dentro de Venezuela o fuera de sus fronteras.

En tal sentido cuando profundizó en sus respuestas y les pregunto y ¿cuál es el país que sueñas? la mayoría responde: un país donde la vida sea normal, el país que sueñan mis alumnos, es un país donde puedan tejer esperanzas de desarrollo y progreso, en el cual puedan no solamente estudiar y egresar de una universidad, sino también lograr oportunidades de trabajo, para ayudar a sus familiares, comprar un vehículo, alquilar un apartamento, comprar una casa, casarse, tener hijos, garantizar su futuro.

Desde otra perspectiva la misma pregunta realizada a jóvenes, adolescentes y niños, responden que sueñan vivir en un país, donde caminar por las calles no sea una peligro, donde puedan hacer deportes, jugar en el parque, salir a jugar al frente de la casa con sus amiguitos, sin miedo a ser víctimas del hampa, un país en el cual su papá y su mamá estén tranquilos y no tan preocupados cuando ellos no están en casa.

Cuando le pregunto a parejas casadas, con hijos, cómo es el país que sueñan, sus respuestas son muy similares, un país, donde les alcance el sueldo para poder cubrir los gastos del presupuesto familiar, un país donde se puedan conseguir sin tantos problemas los medicamentos, las medicinas, los repuestos del carro; un país que pueda brindarles servicios de salud, educación, transporte, seguridad, en fin donde las instituciones funcionen, donde se garantice la calidad de vida y el bienestar de todos.

De igual forma, al hacerle esa misma pregunta, a adultos mayores, su respuesta cambia considerablemente en relación a las anteriores, luego de respirar profundamente, con la voz entre cortada y los ojos aguarapaos, responden que soñaban vivir en un país donde pudieran estar cerca de sus hijos, ver crecer a los nietos, vivir dignamente de su jubilación, cubrir sus gastos de salud y alimentación con su pensión, morir en paz y con la satisfacción de haber trabajado toda una vida todo por ofrecerle un mejor país a las generaciones futuras, sin embargo creen que morirán sin poder ver ese país que soñaron.

El país que todos soñamos, está en el territorio venezolano, está dispersado en distintos rincones del mundo, cada venezolano, es parte de ese país, cada uno con sus sueños, esperanzas, deseos, allí está la patria, los llanos, las costas, los médanos, la cordillera andina, la selva amazónica, en Roraima, en la esencia del Gloria Bravo Pueblo, que aunque hoy está disperso, no tardará mucho en reencontrarse, en convertirse nuevamente en un sentimiento nacional, donde ser venezolano nos llene de orgullo y podamos decir desde donde nos encontremos, soy Venezuela y amo mi país.

El país que soñamos, merece que cada venezolano contribuya en la construcción de ese sueño, requiere ejercitar y actuar con conciencia ciudadana, en hacer y dar lo mejor desde cualquier espacio que estemos, el sueño comienza por uno mismo, preguntándonos ¿qué tipo de venezolano soy y cuál quiero ser? allí está el país que anhelamos, desde allí comenzarán los cambios en Venezuela, nuestra actitud determinará la posibilidad de brindarle un mejor pais a nuestros niños, jóvenes, adultos y ancianos, en nuestras manos está el futuro, cada quien sabrá que debe mejorar, hacer y dejar de hacer.

Por lo tanto, si cada venezolano comienza a accionar su sueño, tengan la certeza, la garantía que nos reencontraremos por la Venezuela que todos soñamos, como lo recoge Guaco en la letra de su canción el Sueño de Simón:

No había entendido, que todo había pasado, que la gente había cambiado, los pobres y los ricos, que eran otras gentes, justificando el trabajo, como era arriba, era abajo, como ha cambiado el ambiente.
“Este es mi país, señores”… Pero debemos seguir, juntos para construir,
este sueño y realizarlo.

¡Porque hay que construir una patria nueva!

 

DC / Alfonso Hernández Ortiz / Consultor Organizacional / ahoconsultoria@gmail.com / @AlfonsoZulia

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...