El olor alertó a los vecinos

Encontraron el cadáver de Pedro Elías Abagno Figueroa, en un pozo que estaba en su casa.

El olor a carne podrida alertó a los vecinos, y el día de ayer ubicaron el cuerpo, la casa de la víctima se encuentra en la avenida 33A del barrio Los Pinos.

Una vecina se encargo de buscar a Pedro en cada rincón con el encargado de la casa. Notaron algo raro y caminaron hacia afuera, abrieron la tapa de un pozo y encontraron el cuerpo.

A seis metros de profundidad se avistaba una pierna con un tono morado. . Se estima que Abagno permaneció tres días en la profundidad del pozo.

Una comisión de la Policía científica junto a un grupo de los Bomberos de Maracaibo iniciaron el rescate. Todos alrededor del hueco vigilaban, mientras el rescatista vestía un traje de protección para bajar y enganchar el cuerpo a la escalera y subirlo.

“No presentó heridas, presumimos que lo mataron a golpes”, comentó un policía. El cuerpo de Rodríguez lo trasladaron hasta el cementerio Corazón de Jesús, para practicarle la necropsia. La Policía maneja el crimen como una venganza, sin descartar otras hipótesis.

Arturo, quien es yerno del dueño de la casa que tenía alquilada el occiso, comentó que el pasado viernes lo visitó para exigirle que desocupara la residencia, porque no había cancelado algunos meses de arriendo. Además indicó que en los dos años que Pedro tenía viviendo allí, lo habían robado tres veces”.

DC | LV

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...