Rousseff nombra a Lula da Silva jefe de gabinete

El ex presidente Lula da Silva, contra el que la Fiscalía de São Paulo ha presentado acusaciones formales y ha pedido su detención preventiva por enriquecimiento ilícito y blanqueo de dinero en el caso Petrobras, estará al frente de la Casa Civil, el cargo más importante del Gobierno de Dilma Rousseff 

El nombramiento ya ha sido anunciado por la propia presidenta, a través de un comunicado que explica que el hasta ahora titular de la Casa Civil, Jaques Wagner, dejará el puesto y será sustituido por el ex presidente Lula da Silva.

La decisión, según Afonso Florence, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en la Cámara de Diputados, fue tomada después de una rueda de consultas que Rousseff tuvo durante los últimos dos días con el expresidente en el Palacio de la Alvorada, residencia oficial de la Presidencia en la que Lula vivió entre 2003 y 2010, período en que ejerció como jefe del Estado de Brasil.

Desde su nuevo cargo, que se conoce sólo días después de que cientos de miles de personas protestaran en la calle contra el escándalo de corrupción en el que está inmerso, Lula da Silva podrá controlar todos los resortes del poder, por lo que influirá en cada una de las decisiones de Rousseff. Es un cargo equiparable al de ministro de la Presidencia.

Será aforado

Según los analistas, este nombramiento podría además situar al ex mandatario en una posición clave para sustituir a Rousseff y presentarse como candidato del Partido de los Trabajadores en las próximas elecciones, algo que él mismo ha dicho que no descarta.

Con la designación, tendrá un foro privilegiado, con lo que las causas en su contra pasarán a ser competencia de la Corte Suprema, lo que dilataría la posibilidad de un juicio. Al ex mandatario se le investiga por el tríplex de lujo que posee en Guarujá (São Paulo) y que supuestamente recibió como pago de la trama corrupta de Petrobras.

La oposición ya criticó ayer la entrada de Lula en el Gobierno, en lo que consideró una estrategia para evitar que su padrino político sea juzgado y calificó de “ataque al Estado democrático de Derecho“.

Marina Silva, dos veces candidata a las elecciones de Brasil, afirmó que el nombramiento supone un “cambio de sistema político sin pasar por la Constitución”. La líder ecologista consideró que el nuevo cargo de Lula da Silva “crea en la práctica un primer ministro en un sistema presidencialista” y advirtió que “puede llevar al descrédito de las instituciones”.

En las redes sociales, muchas personas están criticando y compartiendo una oración que supuestamente pronunció Lula da Silva en 1988: “En Brasil es así, cuando un pobre roba, va a la prisión, pero cuando un rico roba, lo nombran ministro“.

DC|EM

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...