¡Un infierno en la tierra!

Se trató de una expedición científica que terminó terriblemente mal.

En 1971, un grupo de científicos soviéticos creó una plataforma de perforación para analizar lo que pensaban era un pozo petrolero en medio del desierto de Karakum, en Turkmenistán.

Pero lo que había en el subsuelo era un inmenso yacimiento de gas natural que colapsó creando un enorme cráter, tragándose la plataforma y su campamento.

Temiendo la propagación del letal gas metano, los científicos le prendieron fuego al cráter, creando un pozo infernal justo a sus pies.

Esperaban que los gases se quemaran en unos días o semanas, pero no fue así.

A este cráter de 30 metros de profundidad se le conoce como “la puerta al infierno”.

Pero ese sobrenombre no ha detenido a los miles de viajeros que visitan cada año este verdadero infierno en la Tierra.

 

DC/BBC

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...