Tips para mejorar tu trasero

Terso y suave

Un trasero potente es lo que se lleva ahora y no sólo como moda sino como arma para atraer miradas. Prueba esta versión DIY para obtener unos glúteos increíblemente sedosos y prietos.

Date una ducha larga y caliente para abrir los poros. Después de 15 minutos, usa un paño y un buen guante de crin para suavizar las asperezas, haciendo pequeños círculos sobre el trasero.

Una vez fuera de la ducha, aplícate una crema reafirmante específica para los glúteos y extiende uniformemente. también puedes usar café, la cafeína deshidrata las células grasas, haciendo que la piel luzca más firme y suave. Deja actuar durante 10 minutos y enjuaga.

Desestresa tu retaguardia

Los expertos coinciden en que estar sentada todo el día resulta nefasto para tu trasero. Para combatir los dolores y molestias después de permanecer sentada ocho horas seguidas, sigue leyendo:

¡Arriba!: levántate al menos cada media hora. No tiene que ser por mucho tiempo y no es necesario que camines, pero estar de pie o sentada marca la diferencia para tu parte posterior. Cuando te sientes de nuevo, cambia de postura y hazlo en el borde de la silla. No lo hagas nunca en el medio, porque es más fácil que te encorves.

Estira hacia afuera: cada vez que te levantes, con los pies alineados con los hombros, coloca las manos en la parte baja de la espalda, e inclínate hacia atrás, expandiendo los músculos lumbares, los cuales han estado aplastados mientras has permanecido sentada.

Las prenda que mejor te sienta

Si tu trasero es plano
Un biquini casual en forma de “V” en la parte posterior dará la sensación de un trasero más completo.

Si tu trasero es atlético
Los shorts de corte alto dejan ver la parte inferior de los glúteos, resaltando su lado más terso y firme.

Si tu trasero es respingado
Las pantis que proporcionan una cobertura total y de corte alto producen un favorecedor efecto y te ves más delgada.

 Consigue un bronceado “natural”

Incluso teniéndolo bastante olvidado, puedes hacer que tu trasero luzca un aspecto bronceado siguiendo cinco sencillos pasos

1.Exfóliate en la ducha para eliminar las células muertas de la piel; esto ayudará a absorber el autobronceador de manera más uniforme. Enjuaga y sécate bien.

2. Coloca el pie derecho sobre el borde de la bañera para mantener la piel tensa debajo de los pliegues del glúteo y utiliza una esponja para aplicar el autobronceador en la nalga derecha, con movimientos circulares amplios. La piel en el interior del pliegue es fina y sensible, así que déjala tranquila.

3.Mantén la pierna durante dos minutos para que el producto se seque un poco.

4.Repite en el glúteo izquierdo.

5.Disimula cualquier raya con una esponja de látex como las de maquillaje.

Y sobre todo as ejercicios y lleva una dieta balanceada para que ese trasero fabuloso se mantenga.

 

DC/Agencias

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...