Declaraciones de Joao Santana salpican a líderes de Venezuela

Millones de dólares sin contabilidad, cuentas secretas, personajes misteriosos: el arresto en Brasil de un publicista político estrella de América Latina expuso el lado más oscuro de las campañas electorales, salpicando a líderes desde Venezuela hasta Angola.

João Santana y su esposa-socia Mônica Moura fueron detenidos el martes al volver de República Dominicana, donde asesoraban la campaña de reelección del presidente Danilo Medina, a su Brasil natal, donde investigadores sospechan que recibieron dinero proveniente de sobornos en la petrolera estatal Petrobras.

Las primeras declaraciones de la pareja ante la policía y datos que maneja la fiscalía han puesto bajo la lupa el financiamiento de estrategias de propaganda política que diseñaron en varios países.

Por ejemplo, Moura dijo a los investigadores que la campaña de reelección del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez en 2012 costó unos US$35 millones, abonados en gran parte sin contabilizar, según el acta de sus declaraciones.

Una de las empresas mencionadas en la investigación es Odebrecht, el gigante brasileño de la construcción que tiene contratos de obra multimillonarios en la región y que, según los dichos de Moura, habría financiado parte de aquella campaña en Venezuela.

Esta y otras revelaciones ofrecen una ventana inusual al negocio de la publicidad electoral en países en vías de desarrollo que, según expertos en corrupción, carecen de reglas y controles suficientes en esta materia.

“La situación que se está dando ahora revela una generalización en América Latina y otros países de la perversidad del poder económico interfiriendo en un proceso democrático y libre de elecciones”, dijo a BBC Mundo Caio Magri, director ejecutivo del instituto Ethos, un aliado en Brasil de la ONG Transparencia Internacional.

DC|BBCMundo

 

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...