Ricardo Urdaneta González, el niño que fue raptado en la Basílica de Chiquinquirá

Un menor de 2 años y cuatro meses, desapareció en las instalaciones de la Basílica Nuestra Señora de Chiquinquirá, la noche de este miércoles.

La denuncia la realizó Eunice González, madre del menor, quien había asistido al templo junto a su hijo para recibir la preparación necesaria e iniciarse como uno de los integrantes de los Servidores de María. El pequeño vestía una franela roja y pantalón negro.

“Eran las 7:20 de la noche, cuando en medio de la inducción nos pidieron que dejáramos a nuestros hijos con los servidores de María. Una hora más tarde, cuando fui a buscar a mi hijo, nadie supo decirme dónde estaba. Un vendedor de cigarros de la zona fue quien manifestó que una mujer desconocida llevaba a mi hijo y dijo que estaba extraviado, pero tomó un bus de La Limpia, con destino a La Concepción”, contó la angustiada mujer.

niño

La mañana siguiente

La familia Urdaneta González vuelve a sonreír al tener nuevamente a “Ricardito” en sus brazos. El menor fue apareció en horas de la mañana de este jueves.

Al pequeño se lo había llevado una adolescente de 14 años, con condiciones especiales a su casa ubicada en el barrio Torito Fernández. “Hoy (jueves) mi esposo llamó a la familia para decirle que el niño estaba bien y que lo íbamos a entregar en el comando de la policía regional de La Curva”, dijo Laura Paz, madre de la adolescente.

“Gracias a Dios mi hijo está bien”, expresó el padre, Ramón Urdaneta mientras cargaba en sus brazos a “Ricardito.

DC/Panorama

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...

Tu opinión vale...