Seis trucos para mantener la línea estas fiestas navideñas

1. Cuidado con el alcohol

En Navidad no solo se come, también se bebe. El alcohol engorda un montón y no nos aporta nada de alimento. Lo ideal es hacer las comidas con bebidas con menos grados de alcohol, como el vino o el cava y controlar la cantidad. Las bebidas alcohólicas que menos alcohol, carbohidratos y calorías aportan son la cerveza, el vino seco y la sidra

Las que más engordan son los licores dulces, whisky, ron y coñac. Y, por supuesto, no olvidar que la bebida más sana es… el agua. Se puede disfrutar de comer o cenar bebiendo agua, y reservarnos para el brindis.

2. Cocina mejor en el horno o la plancha

La forma de cocinar es algo importante a tener en cuenta. Optar por platos cocinados al vapor, a la plancha o al horno es la forma más saludable en vez de freír, rebozar o empanar.

3. Controlar los dulces

Los postres, turrones, polvorones, hojaldres, mazapanes y todo tipo de dulces, son el gran problema. La mesa está constantemente llena y es dificil no caer en la tentación. En este caso, entra en juego la fuerza de voluntad y el pensar cada vez que cojamos un polvorón de la mesa, si realmente nos apetece, porque al final comemos por comer, por inercia y no por apetito.

Otra opción, es consumir preferiblemente los dulces por la mañana, de este manera a lo largo del día el organismo tiene más facilidad de quemar esas calorías de más. Cuidado con los turrones light, sin azúcar. En lugar de sacarosa o azúcar blanco, lo sustituyen por fructosa, y es igual de calórica, aunque a diferencia, tiene más alimento.

4. Pavo, la mejor opción

El segundo plato es normalmente donde más calorías ingerimos. Cambiar el cerdo o el cordero por el pavo, es una de las opciones más saludables. En casa es nuestro plato estrella por navidad: El “Pavo relleno con frutos secos”. El año pasado hice un post con la receta por si os apetece probar este año. Os dejo enlace pinchando sobre el nombre. Está riquísimo y se disfruta un montón.

5. Marisco, bajo en grasa

En navidad se consume mucho marisco. Es una opción saludable y exquisita. El primer plato puede ser a base de marisco y terminar con el pavo, por ejemplo. ☺

6. No olvidar… ¡El deporte!

No dejéis de lado el deporte, porque tengáis menos tiempo para practicarlo. Que las reuniones, la familia y los amigos no sean una excusa para no hacerlo, siempre se puede encontrar un hueco aunque sea de 15 minutos al día. El ejercicio físico durante estas fechas es imprescindible, aunque no es necesario seguir el mismo ritmo. Si al día siguiente de haberos pegado un atracón os escapáis a hacer algo de ejercicio, conseguiréis reducir las calorías ingeridas y encima el cargo de conciencia será menor.

 

 

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...