Agenda repleta y exigente, por Pedro Segundo Blanco (@pedrosegundoABP) 

La Asamblea Nacional Constituyente del 47 que presidió el bardo cumanés Andrés Eloy Blanco, cumplió un papel trascendental en el tránsito de Venezuela hacia la Democracia y es importante resaltar, que esta se llevó a cabo, en un País que, con la junta revolucionaria de gobierno que presidió Rómulo Betancourt, daba señales claras del talante y las convicciones democráticas de sus protagonistas principales, de ese histórico proceso hay que rescatar prácticamente todo, por los alcances logrados, aunque hay que señalar que el ambiente generado por aquella realidad política y el propio estado, estuvieron al servicio de esa noble causa constructiva; contrario a ello, hoy tenemos que afirmar con absoluta propiedad, que la realidad de hoy es distinta y más compleja que los tiempos de la Revolución Democrática de Venezuela 1945-1948, porque la nueva mayoría parlamentaria elegida el pasado 6 de diciembre hereda la destrucción total del País, en prácticamente todos los ámbitos de la vida nacional. La violación sistemática de los derechos humanos y los presos y perseguidos políticos, bandera de nuestra campaña electoral, es prioridad fundamental, al igual que la reconstrucción  Institucional y del resto de los poderes públicos Ejecutivo, Moral, Judicial y electoral, convertidos en un cáncer con metástasis, la economía y el aparato productivo, en condiciones agónicas por la escasez, el desabastecimiento, el alto costo de la vida y la pulverización de nuestra moneda, la inseguridad, los pranes y la delincuencia al mando de los cuerpos responsables de la protección de los ciudadanos, la Descentralización herida de muerte y con un andamiaje inconstitucional y paralelo, que eliminó de plano las Parroquias para crear comunas y figuras ajenas a la Constitución que se chupan los recursos y competencias de los gobiernos electos por el pueblo, el Banco Central desfigurado y convertido en la caja negra del régimen, la inmoralidad y la antiética es la regla que predomina en el sector gubernamental, los convenios aprobados desde el parlamento para desangrar a la nación y exportar el proyecto chavista y pare usted de contar, son tareas insoslayables del recién elegido poder legislativo, de allí que son tantas las materias por resolver, dada la aguda crisis, que me atrevo a proponerles la declaratoria de emergencia parlamentaria y la sesión permanente, para que no perdamos un sólo momento y nuestros diputados estén a tiempo completo todo el año 2016, aprobando las leyes que haya que aprobar en todos  estos ámbitos y derogando aquellas que colidan con la carta fundamental, para por esa vía cumplirle a los 7.800.000 compatriotas que votamos con la fe puesta en el cambio y la Reconstrucción ética, moral, económica e institucional de nuestra Venezuela.
“Quienes defienden el derecho a la vida de asesinos, avalan la pena de muerte de ciudadanos inocentes” PSB.
FELIZ NAVIDAD Y VENTUROSO AÑO 2016
DC / Lic. Pedro Segundo Blanco / Ex parlamentario del estado Sucrepetersecond1@hotmail.com/ @pedrosegundoABP

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...