Presidente de la IAAF reconoce errores en escándalo de corrupción

 

El presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), el británico Sebastian Coe, declaró estar “sorprendido, enfadado y profundamente entristecido” por el escándalo de corrupción ligado al dopaje que golpeó al atletismo esta semana, en una entrevista ofrecida a la AFP este domingo.

Para Coe, antiguo director de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, este escándalo ha sido una sorpresa: “Estas alegaciones acerca de presuntas extorsiones y chantaje han caído del cielo y todo el mundo del deporte debe sentir exactamente lo mismo que yo: Sorpresa, enfado y tristeza”.

Desde el miércoles el mundo del atletismo vive sacudido por la imputación por corrupción del expresidente de la IAAF Lamine Diack, del que Coe fue vicepresidente varios años, y otras figuras destacadas.

Los responsables inculpados son sospechosos de haber recibido sumas de dinero en contrapartida a ocultar prácticas dopantes, especialmente en Rusia, según publicaron el portal de información Mediapart y la revista Lyon Capitale, que tuvieron acceso al informe de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Diack fue imputado por corrupción pasiva y blanqueamiento agravado. Su consejero jurídico Habbib Cissé y el médico Gabriel Dollé, encargado de la lucha antidopaje en la IAAF hasta finales de 2014, también fueron inculpados por el cargo de corrupción pasiva.

Desde agosto los investigadores intentan determinar si casos de dopaje, especialmente de atletas rusos, pudieron ser encubiertos por las más altas instancias del atletismo mundial, por sobornos que alcanzarían el millón de euros, según diversas fuentes.

En este sentido, la AMA publicará el lunes en Ginebra las conclusiones de una comisión de investigación independiente que se creó en diciembre.

El sábado, uno de sus autores, Richard McLaren, declaró que las prácticas corruptas son “de otra dimensión” y que pueden “conmocionar el funcionamiento de este deporte”.

“Todos los casos de dopaje estudiados actualmente por la AMA fueron identificados en un principio por la IAAF gracias a los pasaportes biológicos y cada atleta que cometió una violación fue acusado y sancionado”, explicó Coe, para el que el atletismo es cualquier cosa menos “complaciente” con el dopaje.

“Nuestro deporte ha sido un pionero en el pasaporte sanguíneo, introducido en 2009, con las primeras sanciones en 2011. Desde entonces, con este pasaporte, 5 personas han sido sancionadas, contando todos los deportes, 69 de ellos procedentes del atletismo. Eso es más que cualquier otro deporte, más que el resto de deportes reunidos y, todavía más interesante, más que cualquier agencia nacional antidopaje”, detalló Coe.

Preguntado por la AFP por la dimensión que podría alcanzar este escándalo de corrupción, Coe no quiso hacer comparaciones con otros deportes o instituciones, en particular con la FIFA, que vive sus horas más bajas.

“No haré comparaciones. Mi responsabilidad es muy clara y tengo que reconstruir la confianza en nuestro deporte, será larga. No debemos cerrar los ojos, se trata de crear una organización que sepa cómo ser responsable y reactiva”, dijo el inglés.

Coe añadió que no ha estado en contacto con su predecesor Diack desde que saltó el escándalo hace 5 días.

Como prometió en su campaña a la presidencia, el antiguo campeón de media distancia ha intentado cambiar las costumbres de la IAAF, con el objetivo de terminar con la opacidad en la institución.

El viernes la IAAF reaccionó anunciando procedimientos disciplinarios y una auditoría externa sobre sus prácticas financieras.

Cuatro personas son objeto ya de una investigación en forma de procedimiento disciplinario y son nombres de gran peso: Gabriel Dollé (responsable de la lucha antidopaje hasta diciembre de 2014), Pape Massata Diack (hijo de Lamine), Valentin Balakhnichev (tesorero de la IAAF hasta diciembre de 2014 y expresidente de la Federación Rusa) y Alexei Melnikov (exentrenador ruso de marcha).

Otra persona está también siendo investigada, sin que se revelara el nombre, ya que por el momento no se inició formalmente ningún procedimiento disciplinario contra ella. Todos los indicios apuntan a que se trata del propio Lamine Diack.
“Estoy decidido a liderar la reforma de nuestra organización desde el día siguiente a mi elección”, aseguró Coe, que añadió su interés en crear una agencia antidopaje independiente dentro de la IAAF.

“Vamos a crear un tribunal que haga controles a los atletas (sospechosos de dopaje), fuera de los controles de las federaciones nacionales. Este proyecto se presentará en noviembre al consejo de la IAAF y espero que sea aceptado”, concluyó.

 

 

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...