Dos muertos y siete detenidos en operación antiterrorista cerca de París

Dos terroristas murieron este miércoles y siete personas fueron detenidas en un operativo llevado a cabo en el municipio de Saint Denis, al norte de París, en conexión con los atentados terroristas del viernes en la capital francesa, según informaron las autoridades.

Una mujer se hizo volar por los aires cuando las fuerzas especiales asaltaron una vivienda y otro hombre resultó herido de muerte por disparos y granadas, informó el fiscal general, François Molin, desde el municipio, señaló DPA.

Escuchas telefónicas llevaron a los investigadores franceses a seguir una pista que apuntaba a la posible presencia en la vivienda de Abdelhamid Abaaoud, considerado el cerebro de los atentados terroristas de la noche del viernes en París que dejaron 129 muertos, dijo el fiscal.

El sospechoso de 27 años es el terrorista más buscado de Bélgica. De origen marroquí, vivió en el barrio de Molenbeek en Bruselas, considerado feudo de los islamistas y se cree que luchó en Siria junto al autoproclamado Estado Islámico (EI), que se atribuyó los atentados de París.  Además de a Abaaoud, la policía busca a Salah Abdeslam, un francés de 26 años y según fuentes de la investigación otro terrorista podría estar prófugo.

No está claro si Abaaoud se encuentra entre los siete detenidos en el operativo: tres que se encontraban en el apartamento asaltado, dos que se escondían entre escombros, el hombre que proporcionó la vivienda a los sospechosos y un conocido suyo. En una conversación con periodistas el hombre había contado que había alquilado la vivienda a dos hombres que venían de Bélgica.

Tampoco se conoce por el momento la identidad del resto de supuestos terroristas, ni de los muertos ni de los detenidos. Cinco agentes de una unidad especial resultaron ligeramente heridos, informó la policía y un perro de la policía murió en la operación.

La operación de las fuerzas especiales comenzó en torno a las 4:30 am y duró unas siete horas. Testigos y videos grabados por los habitantes informaron de tiroteos largos e intensos. También se oyeron explosiones.

Durante el operativo, el presidente galo, François Hollande, convocó a su gabinete de seguridad.

Además, entre 15.000 y 20.000 habitantes de Saint Denis permanecieron encerrados en sus viviendas, informó el alcalde adjunto Stéphane Peu al diarioLe Parisien, que informó de un tiroteo casi ininterrumpido que duró una hora y cuarto.

Unas 15 personas, entre ellas niños, fueron trasladadas del edificio asaltado a un lugar seguro. “No hay heridos entre los habitantes”, aseguró. Además se les ofreció ayuda psicológica. Durante la operación, escuelas, tiendas y restaurantes permanecieron cerrados y los habitantes de los edificios afectados por la redada fueron llevados a un lugar seguro.

Desde los atentados, la policía francesa realizó 414 registros de viviendas y detuvo provisionalmente a 64 personas, de las que 60 pasaron a disposición de la policía, según un balance que hizo hoy el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve. Además, 118 personas han sido puestas bajo arresto domiciliario y se han requisado 75 armas.

Sólo la noche pasada se realizaron 118 registros, 29 personas fueron detenidas y 34 armas fueron requisadas. Cazeneuve destacó la absoluta determinación del gobierno para combatir el terrorismo sin indulgencia.

Mientras tanto, los investigadores franceses identificaron a las 129 víctimas mortales de los atentados terroristas de la noche del viernes. Antes de que finalice la semana se espera que todas las autopsias hayan concluido para que la Fiscalía pueda entregar los documentos necesarios que permitan el entierro de las víctimas, informó hoy el Palacio del Elíseo tras una reunión del gabinete de gobierno en París.

Por otro lado, dos aviones de la aerolínea francesa Air France que volaban de Estados Unidos a París fueron desviados tras recibir amenazas anónimas y lograron aterrizar de forma segura, uno a Salt Lake y otro a Halifax, en Canadá, informaron hoy los respectivos aeropuertos. Todos los pasajeros pudieron bajar a salvo.

El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, alertó mientras tanto de la posibilidad de nuevos atentados del EI en Europa, al tiempo que la canciller alemana, Angela Merkel, defendió hoy la decisión de cancelar el partido amistoso de fútbol que se iba a disputar el martes por la noche en Hannover entre Alemania y Holanda.

Suecia también elevó el nivel de alerta antiterrorista de nivel 3 al 4, el segundo más alto en la escala. Y en Madrid, la plaza de Cuzco, situada en el conocido Paseo de la Castellana, fue desalojada y acordonada por la Policía por lo que resultó ser una falsa amenaza de bomba.

Mientras tanto, las fuerzas aéreas francesas, junto a las de otros países, continuaron atacando Raqa, el feudo del EI en Siria. En los ataques murieron al menos 33 yihadistas, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Decenas de combatientes resultaron heridos en los ataques dirigidos principalmente contra centros de mando, arsenales de armas y puestos de control del grupo terrorista.

También aviones de guerra al parecer rusos llevaron este miércoles a cabo al menos 12 ataques aéreos contra el EI en la provincia de Deir al Zour, situada en el este de Siria y rica en petróleo, informó el Observatorio. No se reportaron bajas.

DC/EU

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...