¿Se puede estar “gordo” y sano al mismo tiempo?

¿O hay algún indicador mejor?

La doctora Saleyha Ahsan y la profesora de la Universidad británica de Birmingham, Janice Thompson, investigaron conjuntamente el tema. Y obtuvieron sorprendentes resultados.

El IMC proviene de mediados del siglo XIX y se calcula dividiendo tu masa en kilogramos por tu altura en metros cuadrados.

El índice proporciona una indicación general de qué pesados somos para nuestra altura, pero la intención nunca fue que actuase como guía sobre nuestro estado de salud individual.

Las clasificaciones estándar de los médicos consideran que un “peso normal” está entre un IMC de entre 18,5 y 25; y que alguien es “obeso” cuando tiene un IMC de 30 o más.

Pero según esta medida, acaban clasificando como personas obesas a musculosos atletas.

 

 

 

DC/BBC

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...