Haga clic aqui

Mauricio Macri: “Si llego a la presidencia Argentina pediré libertad de Leopoldo”

«Exigiré la liberación de Leopoldo López inmediatamente. Si Nicolás Maduro no lo acepta exigiré la aplicación de la cláusula democrática del Mercosur (Mercado Común Suramericano)». Mauricio Macri, candidato de la coalición opositora Cambiemos, asegura que esta medida será inmediata una vez que se proclame Presidente de Argentina, si logra vencer en las elecciones. De momento, va segundo en los sondeos, diez puntos por detrás de Daniel Scioli, representante del Frente para la Victoria que lidera Cristina Fernández de Kirchner.
Durante una rueda de prensa con medios extranjeros, Macri insiste enreiterar su preocupación por la situación de Venezuela. Lo hace en varias ocasiones, al tiempo que reitera los tres objetivos claros e inmediatas de un potencial Gobierno suyo: «pobreza cero, derrotar al narcotráfico y unir a los argentinos».
La «grieta», como se conoce la división social, por razones políticas, que se ha abierto en los últimos doce años de Kirchnerismo, es uno de los desafíos para el próximo presidente del país. «Nunca estuvimos tan mal. Este Gobierno rompió el diálogo con los argentinos y nosotros lo vamos a restablecer», asegura Macri.
Preguntado por ABC sobre la herencia que recibiría en la Administración, de un batallón de miembros de La Cámpora, la organización política ultrakirchnerista, que se han incorporado por centenares en la estructura del Estado (desde el Ministerio de Asuntos Exteriores a la Agencia Federal de Inteligencia y empresas estatales como YPF), Macri observa que utilizará, «los mecanismos legales del Estado» para desplazarlos.
También responde a ABC que se compromete a «sincerar todas las estadísticas públicas» y los números de la inflación, las reservas reales del Banco Central, convenios, contratos (Ypf), tratados (China) e índices de pobreza que, a día de hoy, son un misterio para la población. «Es una falta de respeto no publicar las estadísticas. En Argentina nunca hubo estos bolsones de pobreza. Gobernar es decir la verdad, sincerar la realidad», asegura.
Por último, el todavía jefe de Gobierno de Buenos Aires, confía a ABC que «el sistema electoral argentino es arcaico porque el Gobierno se encaprichó» al negarse a una reforma como la aplicada en la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Salta (norte) de incorporar el voto electrónico pero, «se han introducido bastantes mejoras y la ciudadanía se ha movilizado para fiscalizar»las urnas aunque sabe que «el desafío es que lo de Tucumán (provincia donde impugnaron las elecciones por fraude) no se vuelva a repetir». Dicho esto, «nuestro compromiso –garantiza- es que en 2017 (elecciones legislativas de medio término) el sistema contemple la tecnología».
La prensa extranjera le pide una definición ideológica y le advierte del mito que asegura que sin el peronismo Argentina no se puede gobernar. «Somos unos emergentes de la crisis del 2001 (cuando el país entró en bancarrota, económica, financiera, social y política). Sentimos –añade- que el mundo converge hacia agendas únicas.”
“La prueba de que se puede gobernar sin ellos es la ciudad de Buenos Aires, lo hicimos con la oposición sistemática del Gobierno nacional (peronista) y lo logramos», recuerda antes de añadir que la coalición Cambiemos es amplia, «Tenemos a dirigentes del peronismo que no se sienten cómodos trabajando con el Kirchnerismo y están con nosotros», concluye. Sin pronunciar el término izquierdas, derechas o centro, puntos que considera obsoletos, Mauricio Macri, ingeniero de 56 años, asegura que la misión principal de la política es lograr «el bienestar común».
Acompañado de los principales puntales económicos y de política exterior, entre otros Fulvio Pompeo, Rogelio Frigerio y el ex titular del Banco Central, Alfonso Prat-Gay, Mauricio Macri promete levantar en un hipotético Gobierno suyo »el cepo, un invento argentino« del actual Gobierno que impide a los ciudadanos acceder libremente a la compra de divisas.
Mauricio, como se presenta en campaña, también se compromete a relanzar «el Mercosur» (mercado Común Suramericano que está de capa caída), «restablecer los vínculos con Europa» y darle «máxima prioridad a un acuerdo comercial con la UE». Todo, si gana las elecciones. El primer examen lo tiene el 25 de octubre, necesita que Daniel Scioli, el favorito en los sondeos, no alcance el 45 por ciento de los votos o más del 40 y le supere por 10 puntos para forzar una segunda vuelta en Noviembre. Por ahora, la mayoría de las encuestas anticipan que así será.
DC|GC
Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...