Explosiva biografía sobre David Cameron asegura que habría  tenido sexo con cerdos

Nada peor que un ex tesorero y donante de 8 millones de libras esterlinas al partido conservador con ánimo de revancha para destruir el futuro de David Cameron, con su pasado decadente en la Universidad de Oxford. Lord Aschcroft, a quien Cameron no le dio el cargo prometido en el gobierno, a pesar de ser donante del partido pero frecuentó hasta el 2009, se vengó escribiendo una explosiva biografía. En ella describe “aberrantes prácticas sexuales” del primer ministro británico, cuando era estudiante en la universidad de Oxford. Lo señala como “un  fumador serial de marihuana” , que permitía a su alrededor el consumo de cocaína más tarde, en su casa de Notting Hill, en Londres.

En un adelanto del tabloide conservador Daily Mail del libro “Call me Dave” (Llamame Dave) , que se publicará el mes próximo, describe una escena de Cameron colocando “sus partes íntimas en la boca de un cerdo muerto” como ceremonia de iniciación en Piers Gaveston, un club decadente de estudiantes aristocráticos de Oxford, que se especializaba en grandes bacanales, alto consumo de alcohol, aberraciones y excesos sexuales. El club había sido bautizado así en homenaje a la amante del rey Edward II. Sus miembros pertenecían a los estudiantes privilegiados, que llegaban de los colegios más exclusivos de Gran Bretaña. Cameron provenía del colegio de Eton y estudiaba en Oxford economía, filosofía y política.

Según el Daily Mail, un diputado -que no quiere revelar su nombre- estuvo en esa ceremonia de iniciación. Hay fotos de ella que aún no han sido hechas públicas, pero se sabe quién las tiene. La cabeza del cerdo “estaba descansando en los muslos de otro miembro del club”, según el diputado. Cameron puso “una parte privada de su anatomía” en la boca del cerdo muerto.

El actual primer ministro conservador británico era también miembro del Bullington Club, junto a Boris Johnson, actual alcalde de Londres y altamente probable sucesor en su cargo del premier. El uniforme del club exigía jacquet, chalecos color mostaza y moño. Una vestimenta inalcanzable para otros estudiantes, que en esa época apoyaban la huelga de mineros contra Margaret Thatcher. Una de las actividades del club era ir a restaurantes, emborracharse, romperlo si fuera necesario, y gritar sobre la mesa: “estúpida plebe”, en un público desprecio a los menos privilegiados.

El libro es una colección de anécdotas de los muchos enemigos de Cameron, que fueron recogidos por la ex editora del Sunday Times, Isabel Oakesott, muy premiada y protagonista de grandes primicias en el dominical.

Así revela que la adicción a las drogas viene con Cameron desde el colegio de Eton, donde fue castigado por ello, pero otros de sus compañeros resultaron expulsados. El periodista James Delingpole, amigo de Cameron en los días de la universidad, dio una visión de primera mano de su vínculo con las drogas. Contó que fumaban marihuana juntos en su habitación cuando escuchaban la banda Supertramp. “Mi droga de elección era marihuana y yo fumaba marihuana con Dave”, relató.

 

El conde Gottfried Von Bismarck, contemporáneo de Cameron en Oxford, organizaba comidas y fiestas con cabezas de cerdos. El luego se volvió notorio cuando Olivia Channon, hija de un ministro torie, murió por sobredosis de heroína en su habitación de la universidad.

El alcalde de Londres, Boris Johnson recordó esos días del Bullington Club: “Uno se levantaba con terrible dolor de cabeza, avergonzado, acentuado por la sensación que hubiera sido mucho más divertido llevar a nuestra novia a comer. No veo la razón “.

Lord Ashcroft, millonario ex tesorero del partido conservador y gran donante, con residencia en Belize y sin pagar los impuestos en Gran Bretaña , financió la campaña del 2010 pero el puesto prometido por David Cameron nunca le llegó. Finalmente Cameron lo invitó a Lord Ashcroft a su residencia de campo en Chequers y le explico que Nick Clegg, su socio liberal demócrata de la coalición, era quien impedía su designación. El Lord admitió estar escribiendo este libro por revancha política y denunció que Cameron conocía sus irregularidades tributarias.

Los amigos de Cameron creen que las alegaciones de Lord Ashcroft son “total basura”.

Un vocero del primer ministro dijo: “no voy a dignificar este libro con ningún comentario. El autor ha dicho claramente las razones de su escritura”.

Cameron dijo simplemente que durante su periodo universitario había tenido “la vida natural de un estudiante en Oxford”. En Beijing, el Chancellor de las finanzas George Osborne, amigo universitario de Cameron, aseguró: “No he leído el libro”.

 

DC/Clarín

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...