Personal médico clama por insumos en el Hospital Hugo Parra León de Los Puertos

Hacinamiento en el área de hospitalización, botes de aguas negras, moho en techos y paredes, falta de aire acondicionado en el laboratorio de bioanálisis, emergencia y quirófano; así como escasez de inyectadoras, soluciones y compresas, son algunos de los problemas, que, actualmente, se presentan en el Hospital Hugo Parra León (HHPL), el único centro hospitalario de Los Puertos de Altagracia.

Debido a esta situación, el personal médico y administrativo, apoyados por la comunidad, decidieron paralizar sus actividades como medida de protesta. Denuncian que en las áreas del hospital se están proliferando bacterias que agravan a los pacientes; asimismo, advierten que se está violando el derecho a la salud de los mirandinos.

El periodista Luis Gerardo Petit, del medio local Miranda Blanco y Negro, tuvo acceso al hospital y logró captar las imágenes de la realidad que registra la única estructura de este tipo en el municipio Miranda.

Según la internista Yadira Perozo, en el área de hospitalización hay una reproducción de bacterias debido a la falta de aire acondicionado. “Es una problemática grave, ya que la mayoría de los pacientes que allí se ingresan son por infecciones prolongadas”, agrega que “si no tenemos aire, hay una proliferación constante de bacterias”.

Por su parte, Tania Guillen, enfermera encargada del programa de infecciones asociadas a la atención de la salud del HHPL, manifestó su inquietud por las condiciones en las que están atendiendo a los pacientes. “Me preocupa la situación del área de emergencia, donde se encuentra la ducha térmica para los niños”, agrega que una vez utilizada, ésta brota aguas negras del drenaje y eso “afecta la atención de los pacientes de la institución”.

Frank Rodríguez, odontólogo del HHPL, denunció que, además de la escasez de insumos médicos, no hay alimentos para los pacientes hospitalizados y la sala de intervenciones está paralizada. “El quirófano está parado por completo debido a fallas en el aire acondicionado”, asimismo, manifestó que el ascensor y ambulancia están inoperativos desde hace más de tres meses. Agregó que la morgue no está en condiciones para operar, ya que las cavas enfriadoras tienen más de 20 años dañadas.

.

Hacinamiento de pacientes

El HHPL solo cuenta con 36 camas para cuatro servicios, ya que, desde hace más de 10 años, el segundo piso de hospitalización dejó de funcionar. “Contamos para cada asistencias (cirugía, medicina, pediatría y ginecobstetricia) con 10 camas, lo que nos obliga a hospitalizar a los niños junto con los adultos”, denunció Yadira Perozo, área de hospitalización del HHPL. Guillen señala que hay hacinamiento. “Debemos de tomar en cuenta que el piso solo cuenta con 36 camas y que tenemos una población mirandina de 100 mil habitantes”.

Falta de presupuesto

El HHPL recibe por parte de la Gobernación Bolivariana del Zulia un presupuesto mensual de 127 mil 500 bolívares, insuficiente, según informó la administradora del centro hospitalario, para mantener el buen funcionamiento y la infraestructura de la institución, debido a que el 75 % se destina a la compra de insumos médicos. “Es insuficiente, ya que tenemos que batallar con la inflación, con la escasez y el alto costo de la vida”.

Añade que, la Secretaría Regional de Salud tiene que suministrar un presupuesto adicional para la compra de equipos, pero que éste llega eventualmente. Informa que se necesitan más de 400 millones para abastecer el hospital, no solamente de medicamentos, también del material médico y administrativo.

Cavas enfriadoras de la morgue tienen 20 años sin funcionar.

El pasado jueves, el paciente Ubaldo Jiménez, quien padece cáncer de piel recibió una cura a medias porque “no hay gasas” en el hospital, lo que obligó a una paralización indefinida de atención, desde las 6:00 de la mañana, a excepción de las estrictas emergencias, el área prenatal y alto riesgo obstétrico.

“Estamos realizando una paralización masiva por las condiciones deprimentes en las que estamos laborando La situación es crítica, no tenemos como hidratar a un bebé, como ofrecer un servicio óptimo”, así se quejó el pediatra Eduardo Díaz.

Mientras que una médica rural, Norma Piña,  explicó: Aquí los pacientes nos reclaman porque no le damos los insumos, nos insultan y hasta nos amenazan y hasta nos caen a  golpes porque no le podamos dar los medicamentos. Esa no es nuestra culpa”.

Yovanny Ferrer, supervisor de servicios externos del hospital, precisó que los antisociales se robaron los aires acondicionados del quirófano, hospitalización de niño y adulto, trauma shock, emergencia, laboratorio y rayos X.

“Hace una semana se robaron la batería de la ambulancia y no podemos hacer traslado. También hay robos internos y quedamos sin el nebulizador para hacer terapias”, dijo Ferrer,

La bionalista Yesica Molero, jefa de laboratorio, resaltó que por la falta de acondicionamiento en el área, tuvieron que suspender el servicio.

El director Henoc Guerere, resaltó que  hace dos meses le pidió al personal un compás de espera, con la esperanza que la Secretaria de Salud resolviera los problemas de la dotación de aires acondicionados (nueve han sido robados por los delincuentes), insumos médicos, equipos y vigilancia.

Los médicos y enfermeros son víctimas de las reacciones grotescas de los usuarios cada vez que les manifiestan que no hay insumos. Reciben insultos y hasta golpes. Los pacientes que vienen quieren atención de primera y no se la podemos dar”, apuntó  Guerere.

El director Guerere agregó que se comunicó con la doctora Tania Mesa, directora regional de salud y ella le aseguró que sostendrían una reunión en las próximas horas para solventar las fallas del hospital.

DC /Panorama

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...