“Soy un hombre gay pero estoy casado con una mujer”

Nick, que tiene unos 50 años, ha estado casado con su esposa durante 30 y es gay.

Cree que su esposa tuvo sospechas sobre su sexualidad durante años, pero las cosas llegaron a un punto crítico cuando él tuvo un romance con un hombre.

“Me preguntó si quería irme y no lo hice. Ella realmente es mi mejor amiga por encima de todo, así que decidimos que nos gustaba la idea de permanecer juntos como mejores amigos“, dice.

Nick no es su verdadero nombre. Muchos de los amigos y familiares de la pareja no saben que él es gay y prefiere permanecer en el anonimato para proteger a su esposa.

Desde el principio su matrimonio estuvo marcado por la infelicidad, con dudas sobre si habían tomado la decisión correcta. Siempre se había sentido inseguro sobre su orientación sexual, lo que le preocupaba cada vez más a medida que envejecía.

Como muchos hombres en la misma situación, Nick, enfermero de profesión, terminó viviendo una doble vida.

A pimera vista era un hombre felizmente casado pero también era consumidor asiduo de pornografía gay. Se emborrachaba con un amigo que también era homosexual y, como él mismo cuenta, “los eventos tomaban su rumbo”.

“Sentí que era el momento oportuno para ser honesto y decirle lo que ella ya sospechaba de mí. Pero había una especie de entendimiento en el que si yo no hacía nada, no hablaríamos de eso, y cuando lo hice tuvimos que hablar”.

Nick reconoce que hubiera sido mejor para ella si él hubiera admitido antes que era homosexual y hubiera actuado consecuentemente.

Ella le dijo que estaba decepcionada porque no había sido capaz de confiar en ella lo suficiente como para ser honesto y que si hubiera sabido, lo habría aceptado.

“Todavía me siento extraordinariamente agradecido con ella cada día por su tolerancia y comprensión”, dice Nick.

La pareja optó por permanecer juntos – no por el bien de sus hijos ya que no tienen, sino debido a sus sentimientos mutuos.

“Las cosas no podían haber salido mejor con mi esposa, con quien todavía nos amamos y seguimos juntos. Pero las cosas podrían haber sido muy diferentes”, dice Nick.

Durante el tiempo que han permanecido juntos duermen en camas separadas y no han vuelto a tener relaciones sexuales.

Nick le prometió que nunca volvería a tener sexo o una relación con un hombre, lo que según dice, se lo debe.

Pero, ¿puede cumplir esa promesa?

“Espero que sí. Es mi intención. Antes no sentía que tuvieras muchas opciones, sentía como si todo me lo hubieran impuesto. Ahora estoy tomando la decisión de que me gustaría permanecer célibe”, explica.

Fuente: DC|2001

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...