Rusia intenta minimizar su presencia militar en Ucrania

En una mañana de primavera reciente, un visitante importante observaba a los rebeldes apoyados por Rusia realizando maniobras de infantería en el este de Ucrania. “El general está muy contento”, dijo el comandante rebelde Ostap Cherny a sus tropas, en alusión a la persona vestida de camuflaje y rodeada de guardias. 
El hombre, casi seguramente un alto cargo del ejército ruso, se alarmó cuando vio acercarse a dos periodistas. Su séquito lo rodeó, obstaculizando la captura de fotos, y el grupo salió a toda velocidad en una caravana de vehículos. El “general” quedó resguardado dentro de una camioneta deportiva Toyota, negra y sin placas, reseñó AP.

Luego de casi un año de haberse inmiscuido en el conflicto de Ucrania, ha quedado claro el grado de participación directa de Moscú: Los rusos podrán usar camuflaje, pero su presencia en el este de Ucrania es difícilmente invisible.

Al mismo tiempo, se ha producido un cambio táctico con el que aparentementese busca minimizar la presencia militar de Rusia, que sería parte de un intento por persuadir a Occidente a levantar las sanciones económicas contra Moscú.

Las visitas realizadas por periodistas a campos de entrenamiento como los cercanos a Yenakieyeve y entrevistas con decenas de rebeldes revelan que las fuerzas armadas rusas encabezaron algunas de las grandes ofensivas de los separatistas, antes de retirarse rápidamente.

Más recientemente, mientras está vigente un frágil alto el fuego, Moscú ha reducido sus tropas en Ucrania, pero aumentó la capacitación de los rebeldes. La OTAN y un académico independiente con sede en Londres calculan que el Kremlin tiene varios cientos de entrenadores militares en el este de Ucrania.

Desde que comenzaron las hostilidades a mediados de abril del año pasado,Kiev y Occidente han acusado a Moscú de librar una guerra no declarada en Ucrania mediante el envío de miles de soldados para que luchen junto a los separatistas y les proporcionen armamento. Al menos 6.000 personas han muerto en ambos bandos.

Aunque el Kremlin reconoce que muchos rusos han luchado como voluntarios, niega firmemente el haber enviado tropas o dotar de armas a los rebeldes.

A lo largo del conflicto y a menudo días antes de un nuevo momento de inflamación, reporteros han visto hasta 80 vehículos blindados por día, en su mayoría procedentes de la zona fronteriza con Rusia. Resulta imposible establecer su origen.

Combatientes separatistas han confirmado que su ropa y municiones son parte de los suministros que reciben de Rusia.

DC | AP

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...