Maracaibo “es otra cosa”, la que aspiramos la mayoría

Las autoridades se regodean en celebraciones y fiestas, tratando de disimular la catástrofe que han provocado en la ciudad, mientras que otros siendo cómplices con su silencio o con sus votos montan exposiciones de un no sé qué posible como si no tuvieran nada que ver con este caos urbano y siendo incapaces de hacerle ver a Eveling que esto va muy mal.

Henry Ramírez / Abogado, Locutor y Diputado del CLEZ / @henrymaracaibo.-

Son los mismos que a nivel nacional mantienen una oposición casi enfermiza a todo lo que huela a pueblo y se asustan cuando ven un consejo comunal. Al Presidente legítimo y constitucional hasta ayer le desconocían; a Eveling le celebran sus basuras e ignorancias. Los que creemos que Maracaibo es otra cosa y no se merece el trato que el contubernio de UNT y PJ le dan, tenemos la obligación de salirle al paso y construir soluciones con el movimiento social y popular a los padecimientos de hoy sufrimos los maracaiberos.

La falta de una visión de largo alcance, de continuidad en los planes y proyectos, incluso entre gente del mismo partido, nos ha hecho mucho daño. Si alguna característica, por ejemplo, tienen experiencias exitosas en renovación urbana de ciudades hermanas, es que diseñaron un plan urbano que ha permanecido vigente durante más de 30 años y que ha sido respetado por todo los liderazgos políticos y civiles. Ese plan urbano atendió el problema del transporte y la movilidad, los rediseñó e implementó para que el desarrollo y la convivencia urbanas tuvieran la movilidad necesaria de tal forma que la vida ocurriera sin la necesidad de estos desplazamientos maratónicos a que estamos sometidos en Maracaibo; hizo, además,mucho énfasis en el medio ambiente natural y su enlace con el hábitat urbano. El plan de desarrollo urbano se basó también en darle áreas verdes a la ciudad, haciendo sombra y caminerías para el ciudadano de a pié. Parques, agua, jardines, espacios abiertos para la convivencia y el disfrute cotidiano. Hemos estudiado y visitado varias de estas experiencias en Bogotá, Curitiba, Medellín y otras, ciudades que fueron rescatadas gracias al liderazgo de su gobierno municipal. No es verdad que estamos condenados a sufrir el liderazgo mediocre e inútil que humilla diariamente al maracaibero y luego le parte una torta a la ciudad en su cumpleaños.

Bogotá a cuenta del impacto positivo de sucesivas gestiones locales ha logrado atender problemas graves como la violencia y la inseguridad,  como el rescate del espacio público que estaba abandonado y ahora es lugar de encuentro y de celebraciones colectivas que construyen identidad y amor por la ciudad. Curitiba resolvió el problema del transporte masivo con vías exclusivas, paradas predeterminadas, un sistema integrado de líneas urbanas y extraurbanas de autobuses. (Por cierto, es lo que hay que hacer en Maracaibo y no la segunda línea del metro). En ambos casos y en las otras experiencias que conocemos lo más importante, sin embargo, lo fue una propuesta de “cultura ciudadana” asociada al rescate de los valores de convivencia, de respeto al otro, de respeto al espacio público, de diálogo e iniciativas de paz que redujeronlos indicadores de violencia criminal y elevaron los comportamientos ciudadanos con arreglo a las normas urbanas. Apelando primero a la autorregulación social, a las buenas costumbres, a las prácticas sociales que edificaban el buen vivir, al respeto a la Ley y a las ordenanzas y luego, a la sanción legal, se pudo cambiar la cultura de la violencia y muerte que dominaban esas ciudades. ¿Es posible algo parecido para la ciudad? Creo que nada se interpone en que lo hagamos nosotros para Maracaibo. Solo necesitamos la voluntad colectiva para alcanzarloy la imperiosa necesidad de otro liderazgo para el siglo XXI y no este anacrónico del siglo XIX. Creo que los que queremos a Maracaibo no tenemos opción: salvarla de Eveling y sus secuaces. Y para ello debemos convocar a todos los maracaiberos honestos, dolidos por la paliza que Eveling le pega a diario a los maracaiberos, preparados, preocupados por el bienestar de la ciudad, para dar esta batalla, contra el conformismo y la dejadez. Yo, Henry Ramírez, los convoco!!!

 

Dip. Henry Ramírez / @henrymaracaibo / henrymaracaibo@hotmail.com

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...