Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo recupera a su nieto desaparecido en la dictadura

El nieto de la activista argentina Estela de Carlotto, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, fue identificado con una prueba de ADN tras haber nacido en cautiverio durante la última dictadura militar argentina (1976-1983).

“Años estuve soñando que encontraba al hijo de Laura (su hija asesinada), supe que estuvo embarazada y esperaba encontrarla. Bueno, no pude verla más, pero encontré a Guido”, dijo Carlotto emocionada, en conferencia de prensa, donde confirmó que sabe quién entregó al niño nacido en cautiverio.

El joven buscado como Guido vivió todos estos años bajo el nombre de Ignacio Hurban, tiene 36 años, está casado, es pianista y vive en la ciudad de Olavarría, en la provincia de Buenos Aires.

Se realizó el estudio de ADN de forma voluntaria porque tenía dudas de su identidad, informó el secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Guido Carlotto, que además es tío del nieto recuperado 114.

Carlotto, de 83 años y gran exponente de la lucha por los derechos humanos, recuperó a su nieto luego de una incansable lucha de más de 35 años.

Se trata del hijo de Laura, la hija desaparecida de la presidenta de Abuelas.

Laura, estudiante de historia y militante universitaria, estaba embarazada cuando fue secuestrada el 26 de noviembre de 1977. Estuvo detenida en el centro clandestino “La Cacha” y fue asesinada meses más tarde. Antes, dio a luz a su hijo el 26 de junio de 1978.

“Es un shock terrible”, dijo el secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, que señaló que el joven ahora deberá “tomar una decisión en algunas cuestiones”.

“Ya tengo a mis 14 nietos conmigo. La silla vacía va a estar con él, los portarretratos vacíos, que lo están esperando, van a tener su imagen. Es hermoso, es un artista, un chico bueno”, dijo Carlotto, que aclaró que aún no se encontró personalmente con su nieto.

“Cuando lo vea no le voy a decir nada, lo voy a abrazar, quiero ver si es como lo soñamos. No quería morirme sin abrazarlo y lo voy a hacer”, contó la activista.

La jueza federal María Servini de Cubría fue quien le informó a Carlotto sobre la recuperación de la identidad del nieto que buscaba.

La magistrada confirmó que la identidad del joven es Ignacio Hurban y que se presentó voluntariamente. “Su ADN se cotejó con los restos de su padre, la pareja de Laura Carlotto”, detalló.

“El Banco de Datos ha hecho un trabajo excelente, y cuando se supo que podía ser el nieto de Estela, se trabajó todo el fin de semana”, añadió Servini de Cubría, que describió como muy emocionante cuando le comunicó la información a Carlotto.

“Cuando se lo dije, me emocioné muchísimo, y ella también, estaba llorando, temblando, fue una emoción brutal, porque nunca lo esperó”, reveló la jueza.

Ante la noticia, Carlotto se acordó de su hija: “Laura debe estar sonriendo desde el cielo. ‘Mi mamá no se va a olvidar de lo que están haciendo y los va a perseguir’, había dicho. Y ahora estará diciendo: ‘Mamá, ganaste una batalla larga'”.

La presidenta de Abuelas pidió paciencia y respetar al joven, que deberá tomar sus decisiones sobre cómo seguir, ya que hay una cuestión legal en relación a quiénes fueron los que lo criaron durante más de tres décadas.

“La historia completa no la sabemos todavía, la vamos a armar, sabemos quién lo entregó y que una familia lo crió bien, pero vamos a ser cautelosos porque esto es muy fuerte para una persona”, dijo la activista.

Según trascendió, Hurban es pianista, arreglador, compositor y estudió música en el Instituto municipal de música de Avellaneda (IMMA).

Agencia/DC

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...