Joven logra que encarcelen a sus violadores y a sus padres por entregarla a un proxetena

Paula tiene 27 años. Hace 13 que persigue a uno de sus abusadores y logró que los metieran a la cárcel. Ahora quiere terminar su emocionante búsqueda de justicia con el último de los condenados que aún no están en la cárcel.

También querelló y logró condenar a sus padres, que la entregaron a proxenetas cuando apenas tenía 14. “Todavía falta uno: no voy a parar hasta que caigan todos presos”, declaró en una entrevista con el diario Clarín. Su promesa está dirigida a Osvaldo Aníbal Valdez, uno de los proxenetas que está condenado pero aún no fue encarcelado.

Paula ya llevó a la Justicia a sus padres, quienes están detenidos. También a los dos hombres que la explotaban sexualmente en dos departamentos de Capital y al empresario Alberto Eduardo Pampín, a quien lo persiguió durante 13 años hasta que logró su detención.

“Nunca pensé que los iba a mandar a la cárcel porque no creo en la Justicia. La causa tuvo millones de trabas. No pensé que fuera posible, quizá por eso aún no concibo lo que logré yo sola, y estoy feliz por eso”, aseguró la estudiante de abogacía que logró reconstruir su vida luego del infierno.

Sus papás fueron presos cuando la causa quedó firme con una sentencia de la Corte, del año pasado: 10 años de prisión por abandono de persona agravado por el vínculo. Los otros tres condenados son por promoción a la prostitución de una menor. En un principio estaban prófugos: uno de ellos cayó a principios de 2014; Pampín que tenía pedido de captura de Interpol fue apresado el miércoles pasado; Valdez, el otro explotador aún está libre.

 

“Lo estoy buscando. No tengo mucha información, sé que tiene pedido de captura, que se dedicaba al golf y que habían allanado su domicilio. Pero no lo puedo exponer porque no tengo su foto”, aseguró la joven.

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...