Una ola de asesinatos de mujeres tiene en vilo a Nicaragua

Una cita amorosa le costó la vida a Elsyn Jenelly Bermúdez Salgado, una joven del norte de Nicaragua cuyo cuerpo fue encontrado desnudo en un abismo a inicios de año. Sólo se sabe que antes de desaparecer recibió una llamada a su teléfono, al parecer de algún enamorado.

Las indagaciones policiales presumen que la joven fue asesinada con un objeto contundente, con el que le golpearon en el parietal izquierdo. La escena donde un transeúnte la halló era desgarradora.

Su cuerpo estaba en estado de descomposición, con más de dos días de haber fallecido y las aves de rapiña ya le habían comido las vísceras, los ojos y otras partes blandas del cuerpo. Entre las evidencias recogidas por los peritos, estaban un par de sandalias, unas gafas oscuras de lujo, un blúmer negro y un preservativo con residuos de esperma.

Tragedias como la de Bermúdez se repiten cada vez más en Nicaragua. Las escenas pueden ser distintas, pero el victimario casi siempre es el mismo actor: un esposo o expareja.

Este país centroamericano sufre un brote de asesinatos de mujeres que tiene en alerta a las autoridades. Según la organización Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), 46 mujeres han sido víctimas de este delito durante el 2014 y en los últimos cuatro años, más de 300 mujeres han sido asesinadas.

El problema no se ha frenado a pesar de que este país, desde hace dos años, cuenta con una ley que castiga la violencia contra las mujeres.

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, culpa a “la cultura patriarcal que ha hecho creer a los hombres que las mujeres son objetos de su propiedad y que por ello tienen derecho a vida o muerte sobre ellas”.

Las declaraciones las dio para defender la ley, la cual ha recibido críticas de diversos sectores que consideran que no ha dado resultados a pesar de los duros castigos que ofrece. “No es la ley la que mata mujeres”, afirmó Ramos.

Nota completa aquí.

AR/DC/Diario las Américas

Entérate al instante de más noticias con tu celular siguiéndonos en Twitter y Telegram
Suscribir vía Telegram

Lea también

Le puede interesar además

Loading...